TELEVISIÓN

Joaquín Sabina habla sobre su adicción a las drogas

El artista ha hablado de la adicción que tuvo hace ya más de 20 años, sobre la que asegura no tener “ilusión”: “El efecto que te decía ya no lo sientes”.

Actualizado a
Joaquín Sabina asegura sentir “nostalgia” por la cocaína. Fuente: El Hormiguero

‘El Hormiguero’ ha querido empezar su semana por todo lo alto, recibiendo en el plató a Joaquín Sabina, quien fue a promocionar su nuevo documental junto a Leiva (encargado de la música del mismo) y Fernando León de Aranoa (el director cinematográfico). Una trama en la que se contarán algunos aspectos de la vida profesional del artista durante los últimos 15 años.

Pero en la entrevista con Pablo Motos, el artista no solo ha hablado de su música, sino que también ha hablado de su vida personal y de algunos momentos recordados. Para empezar, el presentador le ha querido preguntar si cumple “los dos litros de agua que recomiendan” beber a diario, a lo que Sabina respondió: “Yo creo que da igual si los dos litros son de tequila o de whisky. Bebo por preinscripción facultativa”.

Haciendo memoria, Motos ha recordado la caída del artista en el escenario del WiZink Center de Madrid. “Casi me enteré al día siguiente, después de dos operaciones. Yo estando en el suelo, después de la caída, quería volver al escenario, pero una enfermera me dijo que me había roto la clavícula. Al día siguiente desperté con una clavícula nueva y un hematoma en el cerebro. Me habían operado esa misma noche y no me había enterado de nada. Al caerme me contaron que arrastré un micro de hierro y con eso me di en la cabeza”, señaló el cantante.

Más de dos décadas desde que dejó la cocaína

Ahora bien, el tema de la noche en el programa acabó siendo la adicción que tenía Sabina por la cocaína. “Hace 20 años que dejaste la coca”, reveló Motos, a lo que el artista le corrigió: “Yo creo que más”. “Siempre que me preguntan... En fin, a mí lo que no me gusta es la corrección política, esta especie de nuevo puritanismo que, esta vez, es de izquierdas”, añadió.

El andaluz confesó también que la pregunta que más le hacían era la de “¿qué sientes por las drogas?”, a lo que este respondió: “Nostalgia”. “La drogas se la quita uno porque no tiene más remedio”, dijo Pablo Motos.

Ya no te hace ilusión, el efecto que te decía ya no lo sientes y dices se acabó. Pero mi ejemplo no vale para las pobres madres de los yonkis. Yo no me interné en ningún sitio porque dije que se acabó”, concluyó el cantante.