REAL MADRID

El plan de Hazard tras el Clásico: se marcha a Segovia para degustar su cochinillo

El futbolista belga se acercó al Mesón de Cándido para disfrutar de los platos estrella de la gastronomía castellana.

Actualizado a
El plan de Hazard tras el Clásico: se marcha a Segovia para degustar su cochinillo

Eden Hazard está atravesando el peor momento de su carrera deportiva debido a sus constantes altibajos desde que se puso por primera vez la camiseta del Real Madrid. No obstante, el futbolista belga ha aprovechado sus días libres con motivo del parón de selecciones para disfrutar de la gastronomía española en uno de los lugares más selectos de nuestro país como es Segovia.

El ‘olvidado’ de Ancelotti, que también ha disfrutado del patrimonio histórico y turístico de esta ciudad, ha degustado el cochinillo, uno de los platos más típicos de esta zona, que se caracteriza por ser único gracias a su cuidadosa preparación. Para ello, Hazard se ha dirigido al Mesón de Cándido, considerado como uno de los restaurantes más cotizados de la gastronomía castellana, para disfrutar de este tradicional asado.

El propio restaurante, que está ubicado en la plaza del Azoguejo, fue el encargado de inmortalizar públicamente este momento y a su vez agradeció al exinternacional belga que se acercase a su establecimiento para probar el cochinillo. “¡Mirad quién ha comido hoy en #MesónDeCándido! Gracias Eden Hazard, jugador del Real Madrid, por acercarte a probar nuestro cochinillo”, compartió el restaurante, acompañado de una imagen del futbolista junto al dueño y chef del restaurante.

El legado histórico de este restaurante

Mesón de Cándido, que se inauguró en septiembre de 1786, tiene argumentos suficientes para ser uno de los rincones gastronómicos más famosos de nuestro país. Este lugar es muy concurrido y demandado por turistas que se desplazan hasta Segovia para degustar los productos típicos en los interiores de este restaurante.

La carta es otro de los elementos a destacar, no solo por el elenco de platos, sino también por ajustarse económicamente a muchos bolsillos. Por ejemplo, el cochinillo asado al estilo de Cándido, el producto estrella de este restaurante, tiene un precio de 29 euros por persona, sin incluir guarnición de patatas fritas o ensalada.