FAMOSOS

El Jordi Évole más personal se abre a Mara Torres: “Me hundí”

El periodista ha sido el invitado este jueves de ‘El Faro’, el espacio de la Cadena Ser en el que ha compartido pasajes desconocidos de su biografía.

Actualizado a
Jordi Évole.

Mara Torres sentó este jueves a su mesa de ‘El Faro’ a Jordi Évole, periodista al que le une una buena relación y del que tiene un alto concepto. “Es el mejor entrevistador”, aseguró hace años en el Diario Sur tras dedicarle el catalán su Premio Iris al mejor reportero por un episodio sucedido cuando Torres se atrevió a no firmar un telediario de ‘La 2 Noticias’ en el que se había suprimido una noticia en la que los partidos políticos pedían la independencia de TVE.

En cualquier caso ambos se reencontraron para conversar a la luz de la madrugada, una charla en la que se ha podido ver al Jordi Évole más personal hablando de su infancia y de sus sueños. “Me hubiese encantado ser cantante”, aseguraba durante un momento de la entrevista Évole, que rememoraba que desde niños siempre le había gustado la música.

De hecho, el catalán también le reconocía a Mara Torres que “desde hace un año estoy tocando en un grupo con unos amigos de Sant Boi, tocamos pop-rock español de todas las épocas”. Una banda que versiona canciones como el mítico Juntos de Paloma San Basilio o algún que otro tema de Barricada. También canciones de Los Suaves, Pedro Navaja, Kiko Veneno e incluso C. Tangana.

Evidentemente, el periodismo también ha copado parte de la conversación entre dos grandes referentes en la actualidad, aunque Évole reconoce que le costó lidiar con la etiqueta que colocaron en sus inicios.

“Llega un momento en el que te pesa el personaje que algunos han creado de ti. Te cuelgan el San Benito de que eres el Robin Hood que va a repartir la riqueza entre los pobres, ha sido muy bonito hacer esos programas pero igual ahora no rechazo tanto la frivolidad bien entendida”, señalaba Évole, que recordaba una frase extraida de un libro que se le quedó grabada a fuego en su juventud: La pasión por comunicar exige muchos sacrificios, pero también da muchas satisfacciones.

Su momento más complicado

Sin embargo, aunque el periodista reconoce que el trabajo sigue ocupando buena parte de su tiempo, con el paso de los años se ha vuelto más “disfrutón”. “Disfruto mucho de compartir y celebrar con los demás”, señalaba Évole, que reconoce que la muerte de Pau Donés supuso un punto de inflexión en su vida.

“Aquello me cambia la vida. A los 15 días de grabarla Pau muere y yo me hundí por varios motivos, incluidos ese. No sabía si podía recuperar la ilusión y si iba a vivir instalado en una especie de tristeza permanente, pero al final gracias entre otras cosas a la recepción que tuvo el documental en el Festival de Málaga y ahí recuperé esa ilusión”, compartía Évole, al que le gustaría en un futuro disponer de “más tiempo y tranquilidad”. Para seguir disfrutando.