DESAPARICIÓN

Así fueron los últimos pasos de Álvaro Prieto antes de su desaparición

El futbolista de 18 años había perdido el tren, no tenía batería en el móvil ni dinero. La última imagen del joven procedía de las cámaras de la estación de Santa Justa.

Actualizado a
Así fueron los últimos pasos de Álvaro Prieto antes de su desaparición

El jueves 12 de octubre Álvaro Prieto tenía que haber llegado a su casa, en Córdoba. No lo hizo. Se sabía que perdió el tren en Sevilla, que no tenía dinero y que se había quedado sin batería en el móvil. Entonces comenzó una batida con el objetivo de dar con el paradero del joven. Eran pocas las pistas. La más reveladora, la última imagen que se tenía del futbolista, que procedía de las cámaras de la estación de Santa Justa.

Cuatro días más tarde, un reportero de Televisión Española, mediante una conexión en directo, ha grabado la imagen de un cuerpo atrapado entre los vagones de un tren. Tenía el mismo pantalón beige y una camisa verde idéntica a la que vestía el día en el que desapareció. Poco después, la Policía confirmaba que aquel chico era en realidad Álvaro Prieto. La búsqueda ha sido casi eterna en estas cuatro jornadas intensas y desesperadas, que han tenido como eje central de la investigación aquellos pasos que el joven de 18 años dio hasta el momento en el que volvió a dejar de ser visto.

Pierde el tren y se marcha de la estación

El futbolista, que militaba en los juveniles del Córdoba CF, compaginaba el fútbol con una ingeniería. Esa noche había salido de fiesta. El tiempo comenzó a pisarle los talones y se marchó corriendo a la estación. Fue en ese instante en el que envió un mensaje a sus padres. “Voy para la parada”, dijo. Eran las siete de la mañana. Entonces se despidió del amigo que le había acompañado durante parte del trayecto y él prosigue hacia Santa Justa. Sin embargo, cuando llega a la estación, su tren ya no está. Se ha ido.

Ampliar
SalasEFE

Tal y como relató el padre de Prieto a Espejo Público, el joven decidió colarse en otro tren que hiciera parada en Córdoba para paliar la pérdida del anterior convoy. Y lo intentó en uno dirección Barcelona. Cuando trató de entrar, los guardias de seguridad de la estación, que se habían percatado de la pillería, le echaron. En este punto, según algunos testigos visuales, pudo haberse complicado la situación hasta el punto en el que los encargados de la seguridad amenazaron con llamar a la policía. Sale de la estación y enfila la avenida de Kansas City. Aquí tiene lugar la imagen que las cámaras captaron.

Según ha podido saber Antena 3 Noticias, una testigo afirma haberle visto en esa misma rúa en torno a las diez y media de la mañana. El mismo formato asegura que continuó hasta la barriada Las Huertas de la capital hispalense, zona ubicada a kilómetro y medio del punto. Tal y como la web de dicho programa asegura, testigos del lugar le vieron encaminarse hacia las vías del tren. Y hasta aquí podrían reconstruirse los pasos. Entonces inició la búsqueda exhaustiva, que no dio frutos, y, finalmente, la cámara de TVE, cuatro días más tarde, dio con el cuerpo.