CONFLICTOS INTERNACIONALES

Aouate responde a Benzema en cinco idiomas: “Eres un hijo de puta”

El exportero, que jugó en la liga española durante diez años, ha cargado contra el delantero por solidarizarse con las víctimas de los bombardeos en Gaza.

Actualizado a
Aouate responde a Benzema en cinco idiomas: “Eres un hijo de puta”

El conflicto entre Israel y Palestina sigue generando una cascada de reacciones en redes sociales. Siete días después del ataque de Hamás en territorio israelí, Karim Benzema, el delantero del Al Ittihad saudí, ha querido mostrar su solidaridad con un claro mensaje a través de X (Twitter, antes). “Todas nuestras oraciones por los habitantes de Gaza que una vez más son víctimas de estos injustos bombardeos que no perdonan a mujeres ni a niños”, ha escrito, enviando sus bendiciones al territorio bombardeado por las tropas de Netanyahu.

Las palabras de Benzema no han sentado nada bien a Dudu Aouate, exportero de nacionalidad israelí que completó una parte no pequeña de su trayectoria en España, donde militó en el Mallorca, Deportivo de la Coruña y Racing de Santander. Su reacción ha sido cinco veces escueta y contundente, puesto que le ha llamado “hijo de puta” en cinco idiomas diferentes. En árabe, inglés, francés, hebreo y español.

El mensaje del actual Balón de Oro no es una extraña excepción en el fútbol saudí. De hecho, sus palabras han sido bien recibidas en el entorno nacional por el vínculo religioso que mantienen con los gazatíes. Una de las primeras aclaraciones que hizo el ariete francés a su llegada al país árabe apuntaba directamente a la importancia de la religiosidad en la zona, ya que era el “centro neurálgico del islam y donde se encuentra La Meca, el lugar más sagrado de esta religión”.

La posición de Aouate es radicalmente diferente. El portero, que formó parte del Hapoel Haifa y Maccabi Haifa israelíes, jugó en España de 2003 a 2014, año en el que decidió colgar las botas siendo todavía guardameta del equipo balear. Lo hizo después de jugar 303 partidos en la competición doméstica, en los que encajó 408 goles, y tras convertirse en el israelí con más partidos disputados en España y en el portero con más encuentros jugados con la camiseta de la entidad mallorquina.

23/01/11 PARTIDO PRIMERA DIVISION REAL MADRID - MALLORCA BENZEMA AOUATE
Ampliar
23/01/11 PARTIDO PRIMERA DIVISION REAL MADRID - MALLORCA BENZEMA AOUATECHEMA DIAZDIARIO AS

Durante su etapa como cancerbero en el Mallorca llegó a perderse algún partido por la celebración del Yom Kippur, como ocurrió en el encuentro contra Osasuna de la temporada 2010-2011. Entonces, el club resolvió el asunto con el mayor de los respetos, emitiendo un comunicado en el que decía lo siguiente: “el RCD Mallorca respeta las especiales circunstancias que van a impedir a Dudú Aouate jugar en esta jornada”. En la actualidad vive en Tel Aviv, ciudad que día tras día escucha las sirenas antiaéreas, y donde colabora con diferentes medios deportivos nacionales.

La posición de los deportistas en la guerra

Otros jugadores del mismo torneo saudí, como Saud Abdulhamid vía Snapchat o Abdelhamid Sabiri por Instagram, han manifestado su apoyo a Palestina durante los últimos días. El caso de Benzema es particular porque tiende a utilizar sus redes sociales de una forma más ‘profesional’ y rara vez publica algo que no tenga que ver con lo estrictamente futbolístico. Otros grandes nombres, como Riyad Mahrez, sí que emplean sus perfiles como altavoces por una causa: hace escasos días, el exjugador del Manchester City publicaba una fotografía con la bandera de Palestina en la que rezaba: “queremos paz”.

Pero no siempre pueden los deportistas mostrar de una forma tan nítida su pensamiento. Fuera del fútbol, el nadador egipcio Abdelrahman Elaraby, recientemente campeón en la final de los 50 metros mariposa de Copa del Mundo, aseguró haber recibido “amenazas de muerte” por apoyar la causa palestina. “Honestamente, no sé si puedo celebrar esto. Ha sido una semana muy dura mentalmente para mí. He recibido amenazas de muerte. La gente me ha estado atacando toda la semana por apoyar a Palestina”, confesó Elaraby. Una cosa está clara. Ni la cancha ni la piscina más alejada de la línea de batalla escapan al eco de las bombas.