JOYAS

Las joyas de la Corona más valiosas del mundo: tres españolas en la lista

El portal Jewellery Box ha elaborado un informe con 46 exclusivas piezas de monarquías europeas que ya tienen un sitio en la historia.

Actualizado a
El Nizam de Hyderabad quiso obsequiar a la reina Isabel II con un regalo de bodas de Cartier y la monarca eligió la pieza más cara que la familia real británica ha tenido hasta la fecha. Con origen en la India, forma parte de un set que incluye una tiara de diamantes a juego y su precio se sitúa en casi 80 millones de euros. Ha sido utilizada por la reina y también por Kate Middleton.
1 / 13

Collar Nizam de Hyderabad - 78,6 mill. de euros

El Nizam de Hyderabad quiso obsequiar a la reina Isabel II con un regalo de bodas de Cartier y la monarca eligió la pieza más cara que la familia real británica ha tenido hasta la fecha. Con origen en la India, forma parte de un set que incluye una tiara de diamantes a juego y su precio se sitúa en casi 80 millones de euros. Ha sido utilizada por la reina y también por Kate Middleton.

La reina María fue la primera propietaria de este majestuoso broche, que se compone de la tercera y la cuarta pieza cortada del diamante más grande jamás hallado. Actualmente forma parte de la colección personal de la reina Isabel II, que lo usa únicamente en ocasiones especiales.
2 / 13

Cullinan III y IV - 59,3 mill. de euros

La reina María fue la primera propietaria de este majestuoso broche, que se compone de la tercera y la cuarta pieza cortada del diamante más grande jamás hallado. Actualmente forma parte de la colección personal de la reina Isabel II, que lo usa únicamente en ocasiones especiales.

Completando el podio se encuentra otra joya de la familia real británica, un broche elaborado con un espectacular diamante rosa que se encontró en una mina de Tanzania en 1947. Es uno de los más raros del mundo y fue regalado como regalo de bodas para la reina Isabel II. Además, muchas voces aseguran que sirvió de inspiración para el diamante Pantera Rosa para la película del mismo nombre.
3 / 13

Broche de diamantes Williamson - 29,6 mill. de euros

Completando el podio se encuentra otra joya de la familia real británica, un broche elaborado con un espectacular diamante rosa que se encontró en una mina de Tanzania en 1947. Es uno de los más raros del mundo y fue regalado como regalo de bodas para la reina Isabel II. Además, muchas voces aseguran que sirvió de inspiración para el diamante Pantera Rosa para la película del mismo nombre.

Eugenia de York la eligió para su boda hace tres años, una joya creada en 1919 por Boucheron para la dama Margaret Greville, que en 1942 se la legaría a la reina Isabel II. El término Kokoshnik hace referencia al estilo de la Rusia Imperial de los años veinte, con seis esmeraldas a cada lado y una en el centro mucho más grande. Completan esta lujosa tiara diamantes y platino.
4 / 13

Tiara Greville Emerald Kokoshnik - 11,8 mill. de euros

Eugenia de York la eligió para su boda hace tres años, una joya creada en 1919 por Boucheron para la dama Margaret Greville, que en 1942 se la legaría a la reina Isabel II. El término Kokoshnik hace referencia al estilo de la Rusia Imperial de los años veinte, con seis esmeraldas a cada lado y una en el centro mucho más grande. Completan esta lujosa tiara diamantes y platino.

Empatada en la cuarta posición encontramos la primera joya de la Corona que no pertenece a la casa real británica. Esta tiara de diamantes rematada con perlas en forma de lágrima fue el regalo de bodas de los Príncipes de Gales, Eduardo y Alejandra, a su hija, la Princesa Maud para su enlace con el Príncipe Carlos de Dinamarca en 1896. Ambos se convertirían años después en reyes de Noruega. En 1995 fue robada de una caja fuerte y los joyeros ingleses Garrard realizaron una réplica casi exacta.
5 / 13

Tiara de diamantes de la Reina Maud - 11,8 mill. de euros

Empatada en la cuarta posición encontramos la primera joya de la Corona que no pertenece a la casa real británica. Esta tiara de diamantes rematada con perlas en forma de lágrima fue el regalo de bodas de los Príncipes de Gales, Eduardo y Alejandra, a su hija, la Princesa Maud para su enlace con el Príncipe Carlos de Dinamarca en 1896. Ambos se convertirían años después en reyes de Noruega. En 1995 fue robada de una caja fuerte y los joyeros ingleses Garrard realizaron una réplica casi exacta.

Katharina recibió la tiara de su esposo Guido Henckel von Donnersmarck, descendiente de una familia de nobles que a finales del siglo XIX era la segunda más rica de toda Alemania. Las once esmeraldas que la componen pesan más de 500 quilates y algunas voces afirman que pertenecieron a la emperatriz Eugenia de Francia. En 1979, la familia decidió deshacerse de ella y contactaron con la casa Sotheby's para llevar a cabo una subasta. A día de hoy es la tiara más cara vendida en una subasta.
6 / 13

Tiara Henckel von Donnersmarck - 10,9 mill. de euros

Katharina recibió la tiara de su esposo Guido Henckel von Donnersmarck, descendiente de una familia de nobles que a finales del siglo XIX era la segunda más rica de toda Alemania. Las once esmeraldas que la componen pesan más de 500 quilates y algunas voces afirman que pertenecieron a la emperatriz Eugenia de Francia. En 1979, la familia decidió deshacerse de ella y contactaron con la casa Sotheby's para llevar a cabo una subasta. A día de hoy es la tiara más cara vendida en una subasta.

También conocido como collar Lago de los Cisnes, sobre todo porque la princesa Diana lo llevó a la función del mismo nombre en el Royal Albert Hall en 1997. Fue una de sus últimas apariciones antes de su muerte, de hecho, el joyero que lo fabricó estaba trabajando en los pendientes a juego y no pudo hacerlo antes del fatídico accidente de tráfico en el que Lady Di perdió la vida. Fue vendida a una pareja ucraniana por un precio bastante inferior al que tiene en la actualidad.
7 / 13

Collar Swan Lake - 10,3 mill. de euros

También conocido como collar Lago de los Cisnes, sobre todo porque la princesa Diana lo llevó a la función del mismo nombre en el Royal Albert Hall en 1997. Fue una de sus últimas apariciones antes de su muerte, de hecho, el joyero que lo fabricó estaba trabajando en los pendientes a juego y no pudo hacerlo antes del fatídico accidente de tráfico en el que Lady Di perdió la vida. Fue vendida a una pareja ucraniana por un precio bastante inferior al que tiene en la actualidad.

Se traduce como 'la luz del ojo' y es uno de los diamantes rosas más grandes del mundo. Esta piedra preciosa fue encontrada en las minas de Golconda, en Hyderabad (India), aunque los expertos creen que procede de una todavía más grande que se partió en dos y que pertenece también a las Joyas de la Corona iraní. La tiara fue diseñada por Harry Winston y fue hecha para la boda de la emperatriz Farah Pahlavi en 1958. Se encuentra actualmente en el Tesoro Nacional de Irán en el Banco Central de Teherán.
8 / 13

Tiara Noor-ul-Ain - 10,3 mill. de euros

Se traduce como 'la luz del ojo' y es uno de los diamantes rosas más grandes del mundo. Esta piedra preciosa fue encontrada en las minas de Golconda, en Hyderabad (India), aunque los expertos creen que procede de una todavía más grande que se partió en dos y que pertenece también a las Joyas de la Corona iraní. La tiara fue diseñada por Harry Winston y fue hecha para la boda de la emperatriz Farah Pahlavi en 1958. Se encuentra actualmente en el Tesoro Nacional de Irán en el Banco Central de Teherán.

Una de las gemas más valiosas de la historia de Europa. Fue descubierta por un esclavo en el archipiélago de las Perlas en Panamá en el siglo XVI y formó parte de las joyas de la Corona de España en manos de Felipe II. Estuvo en nuestro país hasta 1808, cuando José Bonaparte la robó durante la invasión y se la envió a su esposa Julia Clary. Se la dejó a Napoléon III y este la vendió en 1848. En 1969 sale a subasta y Richard Burton se la lleva por 37.000 dólares para regalársela a Elizabeth Taylor.
9 / 13

La Perla Peregrina - 10,2 mill. de euros

Una de las gemas más valiosas de la historia de Europa. Fue descubierta por un esclavo en el archipiélago de las Perlas en Panamá en el siglo XVI y formó parte de las joyas de la Corona de España en manos de Felipe II. Estuvo en nuestro país hasta 1808, cuando José Bonaparte la robó durante la invasión y se la envió a su esposa Julia Clary. Se la dejó a Napoléon III y este la vendió en 1848. En 1969 sale a subasta y Richard Burton se la lleva por 37.000 dólares para regalársela a Elizabeth Taylor.

Esta pieza de diamantes y platino formó parte del legado de la coleccionista de joyas Ronald Greville a la reina Isabel II en 1942. Fue fabricado por Cartier en 1929, pero nueve años después volvió a la prestigiosa casa para que hicieran la joya aún más grande y mangífica. Por eso agregó tres filas más de diamantes.
10 / 13

Collar Greville Festoon - 9,7 mill. de euros

Esta pieza de diamantes y platino formó parte del legado de la coleccionista de joyas Ronald Greville a la reina Isabel II en 1942. Fue fabricado por Cartier en 1929, pero nueve años después volvió a la prestigiosa casa para que hicieran la joya aún más grande y mangífica. Por eso agregó tres filas más de diamantes.

Diadema de estilo neoclásico y línea griega que el Káiser Guillermo II y la emperatriz Victoria Augusta le regalon a su hija Victoria Luisa de Prusia, abuela materna de Sofía. Años después esta se la entregaría a Federica de Hannover por su enlace con Pablo I de Grecia, y esta se la legó a la reina Sofía cuando se casó con Juan Carlos I en 1962. Fue creada por Robert y Louis Koch en 1913 con platino y diamantes y fue la elegida por Letizia para su enlace con Felipe VI.
11 / 13

Tiara prusiana - 2,3 mill. de euros

Diadema de estilo neoclásico y línea griega que el Káiser Guillermo II y la emperatriz Victoria Augusta le regalon a su hija Victoria Luisa de Prusia, abuela materna de Sofía. Años después esta se la entregaría a Federica de Hannover por su enlace con Pablo I de Grecia, y esta se la legó a la reina Sofía cuando se casó con Juan Carlos I en 1962. Fue creada por Robert y Louis Koch en 1913 con platino y diamantes y fue la elegida por Letizia para su enlace con Felipe VI.

Creada por la emblemática joyería Ansorena a principios de 1906, es considerada 'la buena', sobre todo porque cuenta con el emblema de la dinastía Borbónica. Alfonso XIII la mandó fabricar como regalo de boda para la reina Victoria Eugenia, y se compone de 450 diamantes y diez perlas. Ha pasado de reina a reina hasta nuestros días, y se la hemos podido ver en más de una ocasión tanto a Sofía como a Letizia. Ocupa el puesto 26 en la lista de las más costosas.
12 / 13

Tiara Flor de Lis - 2,9 mill. de euros

Creada por la emblemática joyería Ansorena a principios de 1906, es considerada 'la buena', sobre todo porque cuenta con el emblema de la dinastía Borbónica. Alfonso XIII la mandó fabricar como regalo de boda para la reina Victoria Eugenia, y se compone de 450 diamantes y diez perlas. Ha pasado de reina a reina hasta nuestros días, y se la hemos podido ver en más de una ocasión tanto a Sofía como a Letizia. Ocupa el puesto 26 en la lista de las más costosas.

En el puesto 25 de la lista encontramos la primera joya de la Corona española. La tiara Marichalar, la misma que utilizó en su boda la infanta Elena contra todo pronóstico y que está elaborada con un estilo neoclásico en platino y diamante. Recientemente ha sido utilizada por Blanca e Inés, hijas de Amalio de Marichalar, hermano de Jaime.
13 / 13

Tiara Marichalar - 3,5 mill. de euros

En el puesto 25 de la lista encontramos la primera joya de la Corona española. La tiara Marichalar, la misma que utilizó en su boda la infanta Elena contra todo pronóstico y que está elaborada con un estilo neoclásico en platino y diamante. Recientemente ha sido utilizada por Blanca e Inés, hijas de Amalio de Marichalar, hermano de Jaime.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?