Gastronomía

¿Por qué se llaman migas extremeñas y cuál es el origen del nombre?

Las migas extremeñas son uno de los platos que más identifican a la gastronomía extremeña. Un auténtico manjar ideal para el desayuno o el almuerzo.

Actualizado a

Pocos platos identifican tanto a la gastronomía de Extremadura como sus riquísimas migas. Un auténtico placer para nuestro paladar por el que su gente se vuelve loca, así como los miles de turistas que recibe la comunidad cada año. Esta receta es ideal tanto para el desayuno como para el almuerzo, y está disponible en la mayoría de bares de la zona. Pero, ¿cuál es el origen de las migas extremeñas?

Ya lo decía Lope de Vega: “Quién con un torrezno asado se desayuna, o con migas, al doctor le dan cien higas”. Las migas extremeñas cuentan con unos ingredientes al alcance de todos como son el pan, agua, aceite de oliva, sal, ajo y pimiento, y a los que se le pueden añadir chorizo o panceta, entre otros. Un sencillo y maravilloso plato rodeado de leyendas de pastores e hidalgos que tanto confortaba durante los duros inviernos.

Según cuenta la historia, la tradición de las migas nació de la mano de los pastores que iban a pastar sus ovejas y cabras, y se quedaban a dormir en la sierra. Al no tener pan del día, aprovechaban el pan duro de otras jornadas para echarlo en el caldero y sacar de ahí uno de los platos de subsistencia con el que disponer de energía suficiente. Los cabreros se sentaban en círculo junto al fuego para comer directamente del caldero con una cuchara. Un momento único para ellos en los que charlaban e intercambiaban anécdotas.

Ampliar

Los expertos afirman que el secreto de unas buenas migas extremeñas está en el pan. Debe cortarse muy fino para posteriormente ser rociado con agua, aunque sin llegar a empaparlo.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?