Curiosidades

¿Por qué se llama tortilla francesa y cuál es el origen del nombre?

Esta tortilla que aparentemente cuenta con su origen en el país vecino, podría tener sus inicios dentro de nuestras fronteras, concretamente en Cádiz.

Actualizado a

Todos hemos oído o hemos probado en alguna ocasión la tortilla francesa, uno de los platos más sencillos a la hora de elaborar y que nos han salvado en tantas cenas, comidas e incluso desayunos. Pero, ¿por qué se llama así? ¿Su origen está realmente en el país vecino? A pesar de su nomenclatura, los inicios de esta riquísima y versátil receta podrían estar mucho más cerca de nosotros, concretamente en la provincia de Cádiz.

Elaborada con huevos batidos y cocinados con aceite y sal al gusto, la tortilla francesa lleva deleitando nuestros paladares desde la prehistoria ya que existen documentos que demuestran que ya se consumía este plato por aquella época. Con queso, con jamón, con atún, sencilla, en plato o en bocadillo, es una de las recetas más socorridas. Y es que donde hay huevos, hay una tortilla francesa. El término ‘tortilla francesa’ nos podría hacer pensar que su origen está en el país vecino, pero nada más lejos de la realidad. Según se cuenta, esta receta comenzó a llamarse así en nuestro país, concretamente en Cádiz en la primera década del siglo XIX.

El origen de su nombre

Fue durante el asedio de los franceses a las poblaciones de Cádiz y San Fernando en 1810 que la falta de alimentos como hortalizas, tubérculos o verduras llevó a sus ciudadanos a sustituir nuestra tradicional tortilla de patatas por otra mucho más sencilla solo con huevos. De ahí que se la catalogara como ‘la tortilla de cuando los franceses’ hasta el ‘tortilla francesa’ que conocemos hoy en día. Sin embargo, son muchos los que no están de acuerdo con esta historia ya que sostienen que el término ‘A French Omelette’ ya se incluía en el recetario inglés ‘Culina Famulatrix Medicinae’ de Alexander Hunter mucho antes de este hecho por lo que el apelativo lo podrían haber puesto los británicos a finales del siglo XVIII.

Ampliar

Otro claro ejemplo de que la tortilla francesa poco tiene que ver con Francia es que la tortilla típica de la gastronomía francesa tampoco es igual a la nuestra. El tamaño puede variar dependiendo de la región del país donde nos encontremos. En Bessières, una pequeña localidad situada en el sur, la omelette tiene grandes dimensiones y se comparte entre varios comensales. Por tanto, y muy paradójicamente, la tortilla francesa tiene más de España que de Francia.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?

Te recomendamos en Tikitakas