Muere Raffaella Carrà

La "devastadora" enfermedad que Raffaella Carrà ocultó para "no perturbar" a sus fans

La cantante italiana atravesó una “devastadora” enfermedad en silencio ya que no quería "perturbar y preocupar en exceso" a todos sus seguidores.

Actualizado a

Este lunes, Raffaella Carrà nos dejaba a los 78 años de edad tras perder la batalla a una larga enfermedad que atravesaba en silencio. El que fuera su pareja hasta ahora, Sergio Japino, fue el encargado de hacer pública la trágica noticia. “Raffaella nos ha dejado. Se ha ido a un mundo mejor, donde su humanidad, su inconfundible risa y su extraordinario talento brillarán para siempre”, rezaba el mensaje. La noticia caía como un jarro de agua fría entre los miles de seguidores que la cantante tiene por todo el mundo ya que nadie conocía la situación por la que estaba atravesando.

Japino no quiso dar muchos detalles del fallecimiento de su amada, tan solo se limitó a explicar que había sido víctima de “una larga y devastadora enfermedad”. “Raffaella había pedido un simple ataúd de madera al natural y una urna para contener sus cenizas”, añade. Gianluca Semprini, presentador de ‘La Vita en Diretta’, desveló que “ella había sido afectada por esta enfermedad que le había atravesado el cuerpo”. Horas más tarde, varios medios italianos destapaban cuál había sido esa dolencia: “un devastador cáncer de pulmón”. Cabe recordar que su madre, Iris Dellutri, y su único hermano también fallecieron por la misma enfermedad. Dellutri en 1987 y Vicenzo Pelloni en el año 2002.

Como adelantamos anteriormente, los fans de la diva del pop desconocían por todo lo que estaba atravesando su ídola. Y es que Raffaella Carrà buscó mantener en absoluto secreto su enfermedad con el fin de “proteger” a sus fans y evitarles “la perturbación de su sufrimiento”.

“El tabaco se llevó a Raffaella 10 años antes”

Giacomo Mangiaracina, cirujano y profesor de salud pública de la Universidad de La Sapienza, así como presidente de la Sociedad Italiana de Tabacología explica que todo fue una cuestión genética. “El tabaco se llevó a Raffaella 10 años antes. La madre de Raffaella Carrà falleció de cáncer de pulmón, por lo que es sobre todo una cuestión genética. Y luego, si una persona fuma, el destino es casi inevitable”, cuenta en declaraciones para el programa italiano ‘Genetica Oggi’. “El 90% de cánceres de pulmón ocurren entre fumadores. Si existe una base genética, está claro que todos los patrones de estilo de vida afectan a esa base genética”, concluye.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?