REAL MADRID

El lado más personal de Carlo Ancelotti en su vuelta a Madrid

El entrenador italiano regresa al Real Madrid tras la salida de Zinedine Zidane, el mismo con el que levantó la Champions League en 2014.

Actualizado a
El lado más personal de Carlo Ancelotti en su vuelta a Madrid

Carlo Ancelotti ha sido el técnico elegido para cubrir la marcha de Zinedine Zidane del banquillo del Real Madrid. El entrenador italiano le ha comunicado al Everton su decisión de regresar al Estadio Santiago Bernabéu y vuelve así al lugar en el que logró alzar en 2014 la décima Champions League de la historia del club, acompañado entonces por el propio Zizou antes de que este tomara el mando del equipo poco después. Además, en Chamartín consiguió una Copa del Rey, una Supercopa de Europa y un Mundial de Clubes.

En su retorno a la capital de España estará acompañado de su esposa Mariann Barrena, con la que se casó precisamente en 2014 en Vancouver, la ciudad natal de la feliz novia. Su relación ha estado envuelta por una gran discreción y Mariann siempre ha preferido mantenerse en un segundo plano, a pesar de que le ha acompañado en todos los momentos tanto buenos como malos que ha vivido en los últimos años.

Se conocieron cuando Ancelotti entrenaba al Chelsea, ambos divorciados y habiendo saboreado también la felicidad de tener hijos. Ella, una mujer de negocios, le acompañó cuando fichó por el Paris Saint-Germain y también cuando llegó al Real Madrid, regresando además a sus raíces, pues la esposa de Carlo cuenta con sangre española gracias a que su padre nació en Sigüenza y su madre en Santander. La canadiense y el italiano se instalaron entonces en un exclusivo piso junto a la Puerta de Alcalá de Madrid, con unas vistas inmejorables del Parque del Retiro y a un paso de Cibeles, la fuente en la que, como todo el mundo sabe, pudo celebrar la Champions con el madridismo.

Ancelotti es padre de dos hijos, Davide y Katia, fruto de su matrimonio con Luisa Gibellini. El primero de ellos ha sido uno de sus ayudantes en el Everton y pretende seguir sus pasos, mientras que Katia también tiene relación con el club dado que está casada con uno de los nutricionistas. Por su parte, Mariann tuvo una hija en su primer matrimonio y la joven ya supera la veintena.

Su exmujer murió hace una semana

La anteriormente mencionada Luisa Gibellini falleció trágicamente el pasado 23 de mayo después de que empeorara su estado de salud tras unos días enferma. El técnico puso rumbo a Italia rápidamente para despedirse de la mujer con la que compartió más de 25 años y con la que tuvo a sus dos hijos. Su historia de amor comenzó en 1983 cuando él jugaba en la Roma. Ella era una apasionada del deporte y practicaba sóftbol, fútbol y tenis, una afición esta última que le contagió a su marido.

Durante años le acompañó a los campos de fútbol e incluso alguna vez le llevó a casa en helicóptero, pues se sacó la licencia para pilotarlos en 1999. Ambos decidieron poner fin a su relación en 2008, cuando Carlo era técnico del Milan, el equipo con el que ha logrado un mayor palmarés, tanto de jugador como de entrenador.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?