REDES SOCIALES

El sueldo de Julia Janeiro como 'influencer' en Instagram

La revista 'Semana' se ha puesto en contacto con una agencia especializada para saber cuánto dinero podría ganar ahora la hija de Jesulín y María José Campanario.

Actualizado a
El sueldo de Julia Janeiro como 'influencer' en Instagram

El pasado 18 de abril Julia Janeiro, hija de Jesulín de Ubrique y María José Campanario, celebraba la mayoría de edad y se convertía, directamente, en una de las influencers más destacadas del año. Su cuenta de seguidores ha crecido exponencialmente desde entonces (de 6.000 a 172.000) y numerosas marcas ya tratan de negociar con ella para alcanzar un acuerdo publicitario beneficioso para ambas partes. El interés que ha provocado que su rostro ya no esté pixelado aumenta su caché, y la revista Semana se ha puesto en contacto con una agencia especializada para arrojar algo de luz sobre los ingresos que la joven podría obtener gracias a Instagram.

Es evidente que Julia por ahora está creciendo en la red social, a pasos agigantados eso sí, pero tiene apenas 45 publicaciones y podría pedir "500 euros como mínimo por una fotografía en el muro", señala la agencia Influencities para Semana. Eso sí, destacan de igual manera que con asesoramiento podría ganar bastante más porque siempre cuida al máximo cada una de sus publicaciones, tanto con el encuadre como con los retoques de las imágenes.

Las firmas que podrían apostar por ella serían "principalmente marcas de moda, belleza y lifestyle", aunque tendría que aportar a su perfil una mayor naturalidad, expresan desde la empresa. Además, apuntan un nombre en el que Janeiro podría fijarse si su sueño es triunfar en Internet: el de Rocío Flores. "Un ejemplo clarísimo. Cuanto más tienes que contar más puedes pedir, aunque Julia no hable de su familia, solo con el morbo que genera la tarifa sube", detallan.

Julia Janeiro y el acoso escolar

Desde que alcanzara la mayoría de edad, su nombre ha salido en varios programas de televisión y revistas del corazón, pero fue Hola la que desveló que la joven había sufrido durante su infancia acoso escolar. Aseguraban que la situación fue realmente complicada y tuvieron que intervenir tanto Jesulín como María José Campanario sacándola del centro en el que estudiaba. "Lo pasé muy mal por mucha gente, tanto dentro como fuera del colegio, hasta que me cambié a otro. Aún así, he aprendido mucho", expresaba en sus redes sociales.

Sin embargo, la polémica llegó poco después en 'Sálvame', pues Kiko Hernández aseguró que había recibido mensajes de chicas que compartieron clase con Julia y que defienden que la situación fue realmente al revés. "Me escriben un montón de compañeras, me dicen que es mentira y que ella, abusando de ser la hija de quien era, si eran 15 en clase, tenía problemas con 10", comentó el colaborador. "Estaba obsesionada con que le hicieran fotos, castigaban a la clase porque decía que había un móvil dentro, registraba mochilas... Dicen que era una tortura", agregó. Además, reveló que en uno de los mensajes que recibió, una joven aseguraba que Janeiro le había metido la cabeza en el váter.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?