TELEVISIÓN

Pablo Alborán y el día en el que fue detenido por la Policía de Miami

El cantante ha visitado 'El Hormiguero' para presentar su nuevo disco y ha aprovechado para recordar una reciente e inquietante anécdota.

Actualizado a
Pablo Alborán y el día en el que fue detenido por la Policía de Miami

Cualquiera que haya viajado a Estados Unidos en avión ha de conocer a la fuerza los estrictos controles de seguridad que vigilan el acceso al país en los aeropuertos. Por ello, ser retenido por la Policía no es algo a tomarse con despreocupación, aunque uno esté completamente convencido de tener todos los papeles en regla y de no haber hecho nada ilegal.

Pues bien, el cantante Pablo Alborán sufrió uno de estos pequeños susto en el aeropuerto de Miami cuando la policía le retuvo sin ninguna explicación de por medio y él acabó encontrándose encerrado en un cuartillo sin la menor idea de lo que estaba sucediendo. El cantante ha narrado este episodio durante su visita de ayer a El Hormiguero, a donde acudió para presentar su nuevo trabajo discográfico, 'Vértigo', que saldrá al mercado el próximo 11 de diciembre.

Fue el propio Pablo Motos el que le pidió que contara la anécdota de su detención por la policía estadounidense: "Todo el mundo sabe que eres una buena persona y un tío excelente, pero... ¿por qué no le cuentas a la gente porqué te ha fichado la policía de Miami?" El malagueño no se hizo de rogar: "Voy a México a hacer una cuarentena para poder hacer un programa de televisión en Miami. Y cuando llego al aeropuerto después de dos semanas haciendo cuarentena encerrado en una habitación de un hotel, pensé que era aterrizar en la ciudad y ya está, pero me dicen que me detienen, que no me dejan entrar en Miami", comenzó a explicar.

Según ha revelado, sus protestas sirvieron de poco: "Y entonces yo, iluso de mí, empiezo: 'Pero si me he hecho los PCR, si no tengo el coronavirus, cómo me vas a detener'. Y nada, me dicen que me detienen, no me explican por qué, y me encierran en un cuartillo donde te llevan cuando hay alguna irregularidad con tu pasaporte". Al final, y después de pasar un mal rato, Alborán obtuvo finalmente una explicación: "Resulta que había dos permisos de conducir americanos con mi cara y que en el escáner visual coincidieron con una detención que se había hecho recientemente con dos falsificaciones".

Alborán trató entonces de convencer al agente de que él estaba exento de responsabilidad: "Le dije: 'Mira, es que yo vengo a un programa que se va a hacer en Miami, llevo dos semanas de cuarentena. En serio, tú sabes que esto no es verdad, míralo'. Y él me dijo: 'Ya sé que no es verdad pero tienes que hablar con los abogados'". Tras varias llamadas desesperadas a su mánager, y tras armarse de mucha paciencia, al final le permitieron salir. Y para rematar la experiencia, "cuando volví a pasar por el aeropuerto, el tío me felicitó por mi actuación en el programa", contó Alborán entre risas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?