BRASIL

Un futbolista brasileño ayuda a que su mujer dé a luz en la calle

Bryan Borges, exjugador del Chapecoense, fue grabado por una cámara de seguridad recibiendo en brazos a su hija en una acera cerca de su casa.

Un futbolista brasileño ayuda a que su mujer dé a luz en la calle

Bryan Borges, exfutbolista del Chapecoense y jugador del Náutico de la Segunda División del fútbol brasileño, no olvidará nunca la curiosa manera en que su hija Cecilia ha llegado al mundo. Y es que su esposa se puso de parto de una manera tan repentina que ni siquiera tuvo tiempo de llegar al hospital, por lo que finalmente se vio obligada a dar a luz en una acera de una calle cercana a su domicilio.

Gracias a las imágenes de la cámara de seguridad de un edificio de Recife se puede ver al jugador de 24 años arrodillado ante su esposa Myllena mientras nace su bebé, una operación en la que apenas tardó cinco minutos. Apenas un instante antes, Bryan cargaba con su mujer en brazos intentando llegar al coche, pero incapaz de aguantar, Myllena señala al suelo y su marido la apoya contra la pared para ofrecerle un poco de comodidad para un momento tan especial.

En el vestíbulo del complejo de apartamentos en el que viven, la joven de 26 años tuvo que sentarse mientras las contracciones le impedían incluso caminar, y cuando se percató de que no conseguiría llegar al coche, se tumbó y recibió la ayuda de varios amigos que acudieron con mantas y toallas. Nada más que el bebé vio la luz, Bryan Borges se subió al coche y condujo hasta el hospital para que las dos mujeres de su vida recibieran los pertinentes cuidados.

Como es lógico, el futbolista del Náutico Capibaribe FC aseguró haber vivido una situación "maravillosa" que le ha dejado marcado para el resto de su vida. De hecho, explicó que espera poder contarle algún día esta feliz historia a su hija para que conozca la sorprendente manera en que llegó al mundo un día de octubre del año más extraño de los últimos tiempos.

"Este ha sido sin duda el día más feliz de mi vida. Fue un momento muy especial y único", confesó Borges, bromeando además con que su hija le vio y corrió a sus brazos abiertos facilitando el parto. La pequeña Cecilia pesó 2,9 kilos y midió 46 centímetros y ya se encuentra recuperándose en su casa tras haber recibido el alta.