ACCIDENTE

María Lapiedra empotra su coche contra la fachada de un edificio

La exactriz de cine para adultos cometió un error al pisar el pedal equivocado por girarse a ver por qué lloraba su hija nacida en el mes de abril.

María Lapiedra empotra su coche contra la fachada de un edificio

Los tertulianos de 'Sálvame' han anunciado que la pareja de uno de los colaboradores había sufrido un aparatoso accidente de tráfico en Madrid y, ahora, ya se conoce la identidad de la protagonista gracias a una usuaria de redes sociales. La víctima de este percance es María Lapiedra, exactriz de cine para adultos y mujer del paparazzi Gustavo González.

La joven ha estrellado su vehículo contra una vivienda causando graves desperfectos tanto en el auto como en la fachada, aunque afortunadamente no ha habido que lamentar daños personales. María viajaba con su hija Mía, nacida el pasado mes de abril, y girarse para verla ha sido el desencadenante que ha terminado con su coche impactando en un balcón dejando así totalmente inutilizadas las rejas.

Los hechos se han producido cuando Lapiedra se disponía a aparcar su coche automático, pero el repentino llanto de su hija ha hecho que mire hacia atrás, se despiste y pise el pedal erróneo, en este caso el acelerador en lugar del freno. En unas imágenes publicadas por la revista Diez Minutos se pueden ver perfectamente los desperfectos provocados por un suceso que por suerte se ha quedado tan solo en un susto.

Ver esta publicación en Instagram

“Y conocí a una persona de esas que te cambian la vida al conocerlas” @gusgonzalves 💕👨‍👩‍👧💕

Una publicación compartida de 𝐌𝐚𝐫𝐢𝐚 𝐋𝐚𝐩𝐢𝐞𝐝𝐫𝐚 (@marialapiedra1) el

María Lapiedra ha explicado en el programa más famoso de Telecinco que tanto ella como su hija están bien pero que se siente "súper mal" por el daño ocasionado a la propietaria de la vivienda. Por suerte para ella, la casa necesitaba una reforma y el seguro se va a encargar de reparar los destrozos del accidente. Asimismo, la exactriz de cine X ha confesado que fue ella la que llamó a la policía nada más golpearse frontalmente.