TELEVISIÓN

Ana, ganadora de 'MasterChef 8' en una igualada final con Andy e Iván

se impuso en una histórica final en la que los tres concursantes fueron aclamados tanto por los miembros del jurado como por Joan Roca, chef de 'El Celler de Can Roca'

Ana, ganadora de 'MasterChef 8' en una igualada final con Andy e Iván

Ana se ha proclamado campeona de la octava edición de 'MasterChef' después de imponerse en una final histórica frente a sus dos grandes compañeros: Andy e Iván. Los dos gallitos de la edición se quedaron a las puertas del triunfo y la joven empresaria se impuso en una apretada final definida por pequeños detalles. Su espectacular evolución, su humildad y su perenne sonrisa le han permitido consagrarse como maestra de la cocina, embolsarse los 100.000 euros de premio y lograr una beca en el Basque Culinary Center para continuar con su formación como cocinera.

En el espectacular duelo final, Ana demostró una vez más su talento entre los fogones con un gran menú que dejó boquiabiertos a los tres jueces del programa y también a Joan Roca, el maestro de la cocina de 'El Celler de Can Roca' catalogado durante varios años como el mejor cocinero del mundo. En las gradas, todos los compañeros de la edición aplaudieron a la ganadora mientras los suyos demostraban su orgullo incapaces de aguantar las lágrimas. Junto a ellos celebró la victoria inmediatamente después de que Pepe Rodríguez gritara su nombre con Andy como segundo clasificado.

El joven abogado quedó finalmente por delante del que ha sido su archienemigo en la edición y su principal rival, Iván, con el que ha mantenido un intenso tira y afloja cargado de pullas que en ocasiones no estaban exentas de daño. Para él fueron las últimas palabras del gallego en 'MasterChef': "Andy me ha ganado la partida", declaró con gran humildad antes de dar las gracias a todos aquellos que le han permitido alcanzar un espectacular tercer puesto. Su menú basado en sus raíces gallegas solo fue superado por los 'legales' emplatados de un Andy que se quedó a escasos detalles de consagrarse campeón. Ana sucede así a Aleix, el flamante ganador de la anterior

La pareja, a las puertas de la final

Alberto y Luna han protagonizado el gran romance telenovelesco de la edición, con grandes vaivenes y un amor que se fraguó mientras una se entregaba y él otro negaba. El concursante se empeñó en negar algo que era evidente para los espectadores y que la canaria quería demostrar prácticamente en cada programa, lanzándole pullas e incluso explicándoles a los chefs invitados que era él el que no quería hacerle caso o demostrar lo que de verdad había entre ellos.

Pero poco después de que los jueces anunciaran que Iván era el último finalista de la edición, instaban a la pareja a desvelar lo que se había estado gestando durante meses entre los fogones. Luna respondía con un pequeño beso en la boca de Alberto, mientras este se quedaba con una tímida sonrisa que no hacía más que demostrar lo que estaban viviendo. De vuelta en las cocinas, ambos confirmaron su historia de amor con un romántico beso que es historia de 'MasterChef'.