CORONAVIRUS

Liam presiona a Noel para reunir a Oasis en un concierto benéfico por la crisis del coronavirus

El hermano menor lleva días lanzando pullas en Twitter para convencer a Noel Gallagher de reunir a la banda, separada en 2009 tras una pelea entre ambos.

Noel y Liam Gallagher, a finales de los 90.

La crisis del coronavirus podría recuperar para los escenarios nada menos que a Oasis, la banda seminal del brit-rock de mediados de los 90, el mascarón de proa del rock independiente británico que, junto a Blur, Pulp o Suede, dio el salto y se adueñó de las listas comerciales tras años a la sombra. Una banda creada en 1991 en Burnage, suburbio sureño de Mánchester, y cimentada sobre la tormentosa relación de dos hermanos, Noel y Liam Gallagher.

Como el agua y el aceite, poco o nada tienen que ver salvo su madre (ni siquiera su padre, con el que no hay relación tras años de agresiones y alcoholismo por su parte). Noel, el creador, eyectó de su mente dos discos históricos como son 'Definitely maybe' (1994) y 'What's the story (Morning glory)' (1996) para llevar al grupo a la cima; luego su carrera fue irregular, pero siempre sustancial. Liam fue la voz y la actitud, su chulería sobre el escenario (herencia evidente de Ian Brown, líder de los Stone Roses) fue la carta de presentación de la que, en palabras de Noel, fue "la última gran banda de rock and roll", antes de que Internet cambiase de arriba abajo el negocio.

No puede haber dos personas más diferentes: Noel es reflexivo, analítico, más con los años tras unos primeros en los que, como todos en la banda, se dejó arrastrar por fiestas y drogas; Liam siempre fue un huracán emocional, los años sólo han apaciguado levemente su ímpetu. Cuestión de tiempo que aquello estallase y sucedió en agosto de 2009: una pelea entre ambos minutos antes de salir a dar un concierto en un festival de París lo rompió todo. "Es la persona más iracunda que podrás conocer, es como un hombre con un tenedor en un mundo de sopa", había dicho en su día Noel sobre su hermano; "Crecimos y nos convertimos en personas diferentes. La realidad es que no nos llevamos nada bien", comentaría después de la separación.

Más de diez años después, la crisis sanitaria del coronavirus podría ocasionar el retorno de la banda mancuniana con motivo de un concierto benéfico en favor de las víctias del COVID-19. Al menos, ese es el interés de Liam, que lleva días apretando a su hermano en Twitter para que se una a su iniciativa y hagan realidad el sueño de tantos. Poco después de la ruptura ya estaba coqueteando Liam con la idea del retorno, pero Noel no le ha seguido el paso. En la Navidad de 2017 se produjo un acercamiento entre las partes, facilitado por los hijos de uno y otro hermano, y Liam ha pasado al ataque para pedirle a Noel que Oasis vuelva a tocar una vez más.

"Harto de suplicar y mendigar, no más ramas de olivo, DEMANDO una reunión de Oasis cuando todo esto acabe con todo el dinero contra el coronavirus", escribió Liam el pasado 24 de marzo. Dos días después, el 26 de marzo, volvía a la carga: "Quiero aclarar un par de cosas sobre el concierto de Oasis benéfico por el coronavirus, va a suceder con o sin Noel. Puede que no sea lo mismo, pero creedme, será impresionante". Y cerró ese misma día con un: "Vamos NOEL GALLAGHER".

Un paso atrevido el de Liam, decir que el concierto sucederá pase lo que pase. Atrevido y probablemente falso, pues Oasis sólo puede existir con ambos hermanos sobre el escenario; son los dos únicos miembros que se mantuvieron durante toda la actividad de la banda. Estaría por ver, en caso de que la reunión llegue a producirse, si tirarían de la formación de los primeros años (Bonehead, Guigsy, Alan White...) o de la renovada tras el 2000 (Gem Archer, Andy Bell...). Un concierto sin Noel sería más bien una reunión de Beady Eye, el grupo que Liam montó con Archer y Bell tras la separación de Oasis.