Cirugía estética

Violeta Mangriñán desvela todos sus retoques estéticos: "No soy una polioperada"

La exconcursante de 'Supervivientes 2019' ha confesado en su canal de 'Mtmad' los complejos que sufre y cómo les ha puesto remedio.

Violeta Mangriñán retoques estéticos cirugía estética

Violeta Mangriñán ha querido responder a todos aquellos que la llaman fea o polioperada con un vídeo en su canal de la plataforma 'Mtmad'. La exconcursante de 'Supervivientes 2019' ha comentado que la llamaban Peppa Pig cuando empezó en televisión y que "esa fue una de las cosas que me quedó ahí en el cerebro". En las imágenes confiesa además todos sus complejos, muchos de ellos desde que era niña y a los que ha ido poniendo remedio poco a poco.

"Siempre he sido una chica muy mona. No soy la chica más creída del mundo, no soy la más guapa pero tampoco me considero fea. Aunque sí tengo mis complejos y mis inseguridades, bastantes además", comenzó expresando. "De pequeñita era muy flaquita, era muy poquita cosa, era un palito de escoba sin tetitas ni nada y así me quedé, porque hasta que no me operé no tuve más tetas". La joven se sometió a un aumento de pecho que ya confesó en el pasado, pero ahora ha revelado que gran parte de culpa en ese complejo la tuvo su propia madre: "Un día me estaba duchando, entró y me dijo: 'Qué tetas más feas".

Por otro lado, Violeta quiso solucionar el aspecto de su rostro para darle más finura. "Cuando lo dejé con mi ex engordé un montón. Pasé de ser un palo a hincharme como una bola. Fue una etapa. Además del pecho, yo siempre he tenido el complejo de tener la cara muy redondita, también el de ser superbajita, y mido 1'68. Como sabéis, me quité las bolas de Bichat para afinarme un poco la cara. Y hace poco me pinché botox en la mandíbula porque me di cuenta de que toda la vida he tenido la cara como más hinchadita porque tengo mucho bruxismo y al ser muy nerviosa aprieto muchísimo la mandíbula al dormir", confesó.

Pero sus complejos no son exclusivamente de su juventud, sino que hay alguno que ha surgido con el tiempo. Por ejemplo, después de volver de Honduras tras abandonar 'Supervivientes': "Otro de los complejos que tengo es de cuando volví de la isla, que allí retienes mucho líquido por tanto tiempo deshidratada y al cuerpo le cuesta colocar cada cosa en su sitio y te vuelves flácida. No me gusta verme ahí la celulitis y le estoy poniendo remedio también porque para eso están las clínicas estéticas".

Además, la joven reveló que de vez en cuando acude a un especialista para que le realice una hidratación de labios y estudió la posibilidad de someterse a una marcación abdominal, una técnica para eliminar la grasa del abdomen y que la piel quede pegada al músculo. Sin embargo, "Fabio me ha convencido de que no me lo haga", explicó. "La gente me llama polioperada pero en realidad no me he hecho tanto", concluyó.