EN CHINA

El nuevo negocio de Beckham: un excéntrico resort de lujo de temática londinense

El futbolista da el salto al mercado hotelero de mano de un ambicioso proyecto que incluirá hasta un Big Ben y cambio de guardia.

El nuevo negocio de Beckham: un excéntrico resort de lujo de temática londinense

Desde que colgó las botas hace ya más de seis años, David Beckham ha continuado en la primer plana mediática gracias a su celebridad en sí misma, su estatus como icono de estilo, a sus colaboraciones y campañas publicitarias y desde luego, también debido a sus negocios. El jugador podrá disfrutar el próximo marzo de la inauguración del estadio del equipo de fútbol estadounidense que ha fundado, el Inter Miami. Pero no es este el único proyecto empresarial del exfutbolista.

Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de David Beckham (@davidbeckham) el

Según anunció ayer él mismo en una entrevista para Travel & Leisure, Beckham se ha asociado con la compañía de casinos y complejos turísticos The Sands para abrir en la ciudad china de Macao un resort de lujo que contará con la peculiaridad de integrar numerosas referencias a lo más paradigmático de la capital inglesa y la cultura británica. Será una influencia que abarcará desde la arquitectura a la gastronomía, y en la que el propio Beckham tendrá una responsabilidad creativa importante.

El nuevo hotel, que llevará el nombre The Londoner, supondrá una remodelación del Sands Cotai Central, uno de los grandes complejos que el grupo empresarial posee en esta metrópolis del país asiático (y que es conocida como 'Las Vegas del Este'). Según ha declarado Beckham en su presentación del proyecto, "Londres es mi ciudad de nacimiento, así que poder traer algunas de las cosas que más me apasionan de allí a Macao -ese sentido de energía, el humor, y la actitud en lo relativo al inmobiliario y el arte- es una gran sensación".

Además, explicando algunos de los detalles que decorarán el complejo, el exjugador ha asegurado que no faltará nada en cuanto a elementos simbólicos se refiere: la infraestructura del hotel incluirá una réplica a pequeña escala del Big Ben y sus fachadas exteriores representarán el Palacio de Westminter y el Parlamento. También habrá recreaciones de algunas de las calles más representativas de Londres, como Bond Street y Saville Row, el lobby será una copia de la estación de trenes Victoria y las habitaciones y salones estarán inspirados en lugares y estilos emblemáticos de Gran Bretaña.

Pero esto no es todo. Y es que al margen del propio diseño, The Londoner facilitará también una serie de servicios relacionados con las costumbres y tradiciones inglesas: el complejo contará con una flota de los clásicos taxis negros de la capital británica, un gastropub que regentará el mediático Gordon Ramsay y en el que se podrá saborear el clásico 'pie and mash' (pastel y puré de patatas, la típica comida de la clase trabajadora londinense) e incuso una simulación del célebre cambio de guardia de Buckingham Palace.

Además, el resort, que tendrá 594 habitaciones, dispondrá así mismo de una boutique de dos pisos para el diseño de trajes personalizados y un centro comercial con alrededor de 200 tiendas de firmas británicas. El complejo, según informa su página web, abrirá el año que viene, y se estrenará muy dispuesto a difundir lo más glamuroso del espíritu británico que tan bien encarna David Beckham.