En Instagram

Alejandro Sanz niega que sea Rachel Valdés la que sale en sus redes, es su asistente

El cantante publicó unas imágenes en su perfil de Instagram en las que se podía ver a a una mujer en el backstage de uno de sus conciertos.

Alejandro Sanz niega que sea Rachel Valdés la que sale en sus redes, es su asistente

Alejandro Sanz  ha salido al paso de los rumores y ha desmentido que la mujer que salía en el backstage en una de sus últimas publicaciones de Instagram fuera Rachel Valdés, la joven cubana con la que se le relaciona desde hace días. El cantante, que este verano anunció su separación de Raquel Perera después de doce años de amor y dos hijos en común, ha estado este fin de semana dando un concierto en Houston en el marco de su gira por Estados Unidos.

En las imágenes que ha publicado se puede ver a una mujer en el backstage tarareando el estribillo de uno de los temas más famosos del madrileño: Corazón partío. Sin embargo, el cantante ha negado que fuera Valdés: "Ella es Andreína y es mi asistente", escribió. Así, la pareja continúa sin realizar declaraciones sobre su supuesta relación, aunque ya hace unos cuantos días la revista Corazón los cazaba a bordo de un barco en la costa de Miami.

"Ambos se desplazan en jet privado y han visitado Nueva York, Chicago, Orlando y Washington. Aprovechando un descanso de la gira, ambos salieron a navegar por los canales de Miami a bordo de su lujosa lancha, mostrándose muy cómplices y cariñosos", apuntaba la mencionada revista, dejando claro que la joven de 30 años está siguiendo al músico en su gira por Estados Unidos.

Raquel Perera explica sus supuestas lágrimas en Miami

Hace unos días, tan solo unas horas después de que se destapara la nueva relación de Alejandro Sanz, una conocida revista de nuestro país publicaba en su portada unas fotografías en exclusiva de la joven "rota de dolor" por las calles de Miami. La protagonista, que en los últimos días ha estado muy activa en las redes sociales, ha querido desmentir que estuviera llorando en ese momento.

"Voy al grano. Siento decepcionar a los que pretenden plasmar un llanto que solo es un 'limpiarme' el sudor de la cara al salir del colegio de mis niños a 40 grados al sol... Los que viven en Miami sabrán de lo que hablo. Y para que la decepción no sea completa, confieso sin reparo que he llorado en muchas ocasiones por diferentes motivos, no lo negaría nunca porque además sienta muy bien, pero no hice fotos en esos momentos", expresó a través de sus redes sociales.