Colombia

La confesión de Higuita sobre su amistad con Escobar y su paso por la cárcel

El exportero recordó en una entrevista su vínculo con el narcotraficante y su ingreso en prisión en 1993, donde pasó nueve meses encerrado.

La confesión de Higuita sobre su amistad con Escobar y su paso por la cárcel

René Higuita ha sido uno de los jugadores que escribieron su nombre en los libros de la historia del fútbol, para lo bueno y para lo malo. Su osado escorpión en Wembley es de sobra conocido por todos los aficionados al deporte rey, pero también vivió otros episodios en los que su valentía terminaba en desastre, como aquella eliminación en el Mundial de Italia 90 cuando le robaron un balón por salir con él hasta medio campo en un encuentro ante Camerún. Colombia, la sensación hasta ese instante del torneo, tenía que empaquetar sus cosas y regresar a casa. "Me crucificaron en vida, me querían sacar de la selección", confiesa.

En una entrevista para la revista BOCAS, el exportero se ha sincerado y ha desvelado algunos detalles de su amistad con Pablo Escobar: "Visitaría a Pablo Escobar en la cárcel hoy, mañana y siempre", comenzó expresando. "Yo fui poco amigo de Escobar, pero con ese 'poco amigo', todos quisieran tenerme a mí de amigo. De hecho, el que me quedó de amigo fue don Roberto Escobar, el hermano, pero precisamente como por ese agradecimiento", continuó.

"Pablo Escobar era conocido, llegó hasta el Congreso y después, cuando ya sale de allá, sale a la clandestinidad y va a la cárcel. Resulta que ya nadie lo conocía. Ya no era político, ya solamente era narcotraficante y nadie tenía que ver con él. Entonces yo, que en ese momento era como esa figura de Colombia, digo: '¡Hombre! ¿A una amistad se le puede pagar de esa manera?' Entonces yo me llené como de la parte más humana y pensé cómo la cárcel le deja a uno solo", relató René.

Pero el 'Patrón' no fue su único vínculo con el narcotráfico, ya que como él mismo asegura muchos amigos también se dedicaban al tráfico de drogas. "Yo conocí muchos amigos y muchos han sido narcotraficantes, y yo no puedo cambiar, mi corazón no cambia eso. Conocí los paramilitares, conocí también la guerrilla, y de corazón, lo que ellos me contaron, me da para respetarlos, así como ellos me respetan. Esa ha sido mi esencia, y le hablo de los grupos más representativos y delincuentes. Entonces, por eso vivo tranquilo, vivo en paz y soy el amigo de todos", expresó después de asegurar que incluso visitó a Escobar en La Catedral, la famosa prisión en la que estuvo encarcelado.

Nueve meses en la cárcel

René Higuita fue arrestado en 1993 por haber actuado supuestamente como mediador en la liberación de la hija de Luis Carlos Molina Yepes, socio de Pablo Escobar, que había sido secuestrada por orden del Patrón del Cartel de Medellín. Higuita fue detenido en las instalaciones de Atlético Nacional: "Ahí me empezaron a decir: 'Usted me entrega a Pablo Escobar y no tiene delito. Usted es una persona conocida, querida, y lo que usted hizo le da para siete años'. Lo único que les dije fue: 'Yo soy un tipo que no tengo problemas, que tampoco sé y, aún sabiendo, tampoco se los digo", recordó.

"Era el desespero por dar con Pablo, porque habían hecho una cantidad de cosas y nada. Entonces se supuso que yo era muy amigo de Escobar, y eso quedó en la mayoría de colombianos. Me llevaron para Bogotá: dos helicópteros, esposado, yo con una pierna enyesada, el peor delincuente, y los titulares eran que yo era el secuestrador. Llegamos allá, una caravana, carros negros, un dispositivo y un montaje el berraco. Me quedé como dos días en la Fiscalía y de ahí ya me mandaron a La Modelo, a la cárcel", comentó.

Higuita estuvo nueve meses en prisión, y desde allí vio la histórica victoria de Colombia por 5-0 en Buenos Aires. Allí empezaron a gritar "¡Libertad, René!", y "eso ayudó a que la gente se diera cuenta de que era un chivo expiatorio (...), de que era una injusticia, y salí", concluyó.