MÚSICA

El exbatería de Guns N' Roses, hospitalizado de urgencia tras apuñalarse a sí mismo

La vida de Steven Adler no corre peligro, pero se sospecha que la autolesión podría deberse al consabido consumo de drogas del músico.

El exbatería de Guns N' Roses, hospitalizado de urgencia tras apuñalarse a sí mismo
Michael Tullberg Getty Images

Durante su época de mayor apogeo, a finales de los 80 y comienzos de los 90, la banda de hard rock Guns N' Roses llegó a ser conocida como "la más peligrosa del mundo" por su estilo de vida desatado de estrellas de rock a la vieja usanza, marcada por un ritmo frenético de drogas, mujeres y alcohol. Una resaca salvaje que ha continuado asociada a la mitología de la banda con el paso del tiempo y que podría incorporar ahora un estremecedor capítulo protagonizado por el que fuera el batería original y a día de hoy ya exmiembro del conjunto, Steven Adler (54 años).

Según ha informado 'TMZ', el músico fue ingresado en un hospital de Los Ángeles ayer por la noche con razón a una herida de arma blanca. Los servicios de emergencia recibieron una llamada desde el domicilio del artista avisando del apuñalamiento, y según, el portal de noticias norteamericano, la policía informó posteriormente que no había nadie más envuelto en el acuchillamiento, por lo que se trataría probablemente de un ataque autoinflingido.

Steven Adler.

El músico fue inmediatamente trasladado por los paramédicos a la unidad de Urgencias de un hospital local, donde hoy continúa en observación. Se ha podido saber, eso sí, que sus heridas no son mortales y su vida se encuentra fuera de peligro. Todavía no se conocen más detalles sobre el incidente, que podría estar relacionado con el largo historial de drogadicción de Adler, que conviene recordar, fue expulsado de la legendaria banda precisamente debido a su adicción a la heroína en 1990. El músico llevaba décadas enganchado a las sustancias estupefacientes y siempre ha sido muy público al respecto de sus problemas con las drogas.

Pese a que el paso de Adler por la banda fue relativamente fugaz, su importancia en ella quedó manifiesta cuando ingresó en el Salón de la Fama del Rock & Roll en el año 2012 junto a sus compañeros de agrupación. Además, Adler vivió también los famosos comienzos del grupo en West Hollywood, cuando los mimebros compartían el techo de la llamada "Hell House" ("Casa Infernal"), en la que dieron rienda suelta a todos sus excesos.

Los miembros de Guns N' Roses en 1987: Izzy Stradlin, Steven Adler, Axl Rose, Duff McKagan y Slash.

En el año 2017, durante una sesión de preguntas con usuarios a través de Reddir, el batería habló del lustro que vivió como parte de la emblemática banda y a la cuestión de qué fue lo mejor de aquella época, respondió lo siguiente: "Los cinco años enteros que pasamos juntos. Cada momento. Fue mágico. Fue realmente mágico. No podíamos hacer nada mal y era excitante las 25 horas del día, los 8 días de la semana". Posteriormente a su salida de Guns N' Roses, Adler se montó su propio grupo de rock duro y heavy metal, Adler´s Appetite.