ESTADOS UNIDOS

Ashton Kutcher testifica contra el asesino en serie que mató a una amiga suya

Ashton Kutcher testifica contra el asesino en serie que mató a una amiga suya

Genaro Molina

AFP

El actor ha acudido hoy al juicio del conocido como 'Destripador de Hollywood' para aportar su testimonio sobre los hechos sucedidos en el 2001.

Ashton Kutcher se ha visto obligado a revivir hoy en un tribunal de Los Ángeles un trágico episodio de su pasado. Hace 18 años, la joven con la que planeaba acudir a una after party de los Premios Grammy, la aspirante a modelo y stripper de Las Vegas Ashley Ellerin, fue asesinada la misma noche de su cita con el intérprete por un individuo llamado Michael Gargiulo, conocido como 'El Destripador de Hollywood'.

La amiga del actor no fue la única víctima del acusado, que se enfrenta ahora en los tribunales a distintos cargos por atacar a cuatro mujeres con un cuchillo y asesinar a otras tres. Los presuntos homicidios se cometieron a lo largo de un período de 15 años, y el de Ellerin concretamente tuvo lugar en febrero del 2001, el día en el que había quedado con el actor para acudir a la fiesta. La joven, que entonces tenía solo 22 años, se estaba supuestamente arreglando para salir cuando fue apuñalada 47 veces por Gargiulo.

El testimonio del actor resulta fundamental en el caso porque él mismo acudió a la casa de la víctima para ir a recogerla, pero como nadie abrió la puerta, se marchó. Kutcher ha relatado hoy ante el juez que conoció a la joven a través de un amigo en común y que había estado varias veces en su casa antes de invitarla a acompañarle a los Grammy.

Esa misma tarde los dos hablaron por teléfono para concretar el plan y el actor la llamó después para retrasar la hora, aunque Ellerin no respondió al teléfono. Kutcher se pasó entonces a buscarla a su casa un poco antes de las 11 de la noche. Ante la ausencia de contestación a sus llamadas, el actor ha contado que intentó abrir la puerta porque las luces estaban encendidas y que también miró por una de las ventanas laterales de la vivienda, descubriendo lo que le pareció vino rojo salpicado por la alfombra.

El actor asegura que entonces no le dio importancia al hecho y se fue del lugar, pensando únicamente que la joven se habría enfadado por su impuntualidad. La mañana siguiente, el cuerpo de Ellerin fue encontrado fuera del cuarto de baño de la casa.

Todos los asesinatos cometidos por Gargiulo presentaban el mismo modus operandi: se fijaba siempre en mujeres jóvenes que residían en su mismo vecindario y utilizaba un cuchillo para atacarlas cuando sabía que se encontraban solas. Ellerin le conoció en su misma calle cuando él se le acercó para ofrecerle ayuda para arreglar una rueda del coche. Más tarde, amigos de la víctima declararon que el hombre se presentaba en el hogar de la joven sin ser invitado y que fue captado en más de una ocasión espiando su casa desde fuera.

La fiscalía del caso ha descrito al acusado como un "psicoasesino sexual en serie" y piden para él la pena de muerte. Cien testigos más han sido llamados a declarar en el juicio.