Nuevo amor

El misterioso amor de Vicky Martín Berrocal fue directivo del Sporting de Portugal

El misterioso amor de Vicky Martín Berrocal fue directivo del Sporting de Portugal

GTRES

La diseñadora fue fotografiada dándose unos románticos besos con el empresario Joao Viegas Soares, exvicepresidente del club de Lisboa.

Por fin se ha desvelado la identidad del nuevo amor de Vicky Martín Berrocal (45). Hace unos días comenzaron a circular fotografías de la diseñadora en uno de sus viajes a Lisboa en las que era pillada besándose y con una actitud de lo más cariñosa con un empresario portugués. Las escapadas al país vecino han sido una constante en las últimas fechas y este jueves se ha revelado el nombre del protagonista, que tiene mucho que ver con el deporte.

Hasta el momento únicamente se conocía que era un ciudadano portugués, pero según ha publicado Vanity Fair, se trata de Joao Viegas Soares, exvicepresidente del Sporting de Portugal durante la etapa de Pedro Santana Lopes como presidente del club. Este último, más tarde sería alcalde de Lisboa y primer ministro de Portugal.

En la actualidad, Viegas Soares dirige una consultoría de comunicación y marketing, invierte en proyectos editoriales y es editor de una revista especializada en relojes y plumas estilográficas del más alto nivel. Además, tal y como apunta el mismo medio, cuenta con una gran red de contactos entre la élite portuguesa, como por ejemplo con Joaquim Oliveira, uno de los inversores más reconocidos del país.

En el aspecto más personal, el empresario está divorciado y es padre de al menos cuatro hijos. Todos ellos conocen a Vicky, de igual manera que su hija Alba Díaz conoce a Joao. "Están muy bien juntos. Se entienden a la perfección. Vicky está feliz. La pena es que cada uno viva en un país diferente", apunta a Vanity Fair una fuente cercana a la diseñadora.

Ver esta publicación en Instagram

A noite... 🌙

Una publicación compartida de Vicky Martín Berrocal (@vickymartinberrocal) el

Martín Berrocal llevaba varios meses estando en el objetivo de los periodistas, que habían conseguido fotografiarla en Portugal en varias ocasiones y sabían que había alguien especial. Ahora, por fin, ese hombre tiene nombres y apellidos. "Hay alguien ahí y puede ser definitivo. Yo nunca había hablado de boda y no estoy hablando de boda, pero tengo la sensación de que puede ser él", explicaba la sevillana hace unos meses. Pero el nombre no quiso desvelarlo: "No os vais a enterar, de aquí al altar".