Precioso gesto

Daniel Radcliffe, que dio vida a Harry Potter, cumple el sueño de una niña con leucemia

Daniel Radcliffe, que dio vida a Harry Potter, cumple el sueño de una niña con leucemia

Getty Images

El actor se sumó a la campaña #TodosConGigi y grabó unas imágenes saludando a la mexicana, una gran fanática de la saga de magos.

Daniel Radcliffe llegó al corazón de muchos espectadores desde que comenzó a dar vida a Harry Potter en el año 2001 con sus peripecias en Hogwarts. Han pasado muchos años y también muchas películas, pero siguen apareciendo nuevos fanáticos de la saga, como por ejemplo la pequeña Gisel García Fomperoda, a la que todos llaman Gigi.

Natural de México y con tan solo cuatro años en su haber, tiene que enfrentarse diariamente a una de las enfermedades más duras: leucemia linfoblástica aguda (LLA). Su lucha ha sido compartida por mucha gente, que han creado la campaña #TodosConGigi para conseguir cumplir el sueño de la pequeña, que es recibir un mensaje de Harry Potter.

Ver esta publicación en Instagram

Plis help to Gigi 🙏🏼❤️ @alfonsocuaron @emmawatson @t22felton @officialjkrowling #harrypotter #todoscongigi #elsueñodegigi

Una publicación compartida de Gabs PoRjs (@gabspon) el

Y al fin lo han conseguido. El actor ha recibido la noticia y ha decidido contribuir de tan sencilla manera, enviando un vídeo con un escueto saludo para su joven fan. Las imágenes fueron publicadas por una madre que contribuye desinteresadamente en la campaña, y en ellas aparece Radcliffe con un aspecto cansado y algo desarreglado.

"Hola, Gigi. Encantado de conocerte por este medio. Espero que tengas un día increíble donde estés. Quiero mandarte mis mejores deseos y mucho cariño", expresó pidiendo también disculpas por el gran ruido que existe a su alrededor durante la grabación.

La pequeña Gigi inició su tratamiento en 2017 y el pasado 2018 comenzó a ser tratado con quimioterapia. En agosto los médicos descubrieron que el cáncer había ocupado ya el 90% de su médula, por lo que decidieron retomar la terapia. La sanidad mexicana, viendo el avanzado estado de la enfermedad, decidió detener el tratamiento, lo que ha llevado a sus padres a buscar recaudar fondos para poder trasladarla a un hospital situado en Texas, en Estados Unidos.