EN UNA ENTREVISTA

Roger Federer se derrumba al recordar a su primer entrenador, fallecido en un accidente

El tenista suizo Roger Federer durante una entrevista con CNN en la que se emocionó al recordar a Peter Carter, su primer entrenador que falleció en un accidente en 2002

El tenista suizo no ha podido evitar romper a llorar al ser preguntado por Peter Carter, su mentor que falleció de forma trágica en 2002.

Roger Federer ha llorado sobre la pista en varias ocasiones tanto en la victoria como en la derrota, pero sus últimas lágrimas están llamando muchísimo la atención en todo el mundo por las circunstancias y el contexto en las que las ha derramado.

El tenista suizo no pudo evitar emocionarse hasta el llanto en una emotiva entrevista para CNN en la que recordó al australiano Peter Carter, quien fue su primer entrenador y falleció en un trágico accidente automovilístico en agosto del 2002 mientras disfrutaba de su luna de miel en Sudáfrica. Tenía 37 años, curiosamente la misma edad que tiene Federer ahora.

"En realidad es una historia muy bonita", dijo en un primer momento Federer al ser preguntado por Carter. El tenista comenzó explicando que le conoció en su club de Basilea cuando era un niño y que casualmente, mientras fue su entrenador un amigo de Carter se puso al frente de los entrenamientos del australiano Lleyton Hewitt y eso hizo que jugaran mucho juntos y que su relación también creciese.

"Lleyton y yo jugamos mucho. Cuando teníamos 14, 16, 18 o 20 años, y durante toda la carrera. Quién habría pensado que íbamos a ser ambos campeones de Wimbledon y números 1 del mundo. Peter fue una persona muy importante en mi vida porque creo que podría decir que mi técnica es gracias a él", declaró el tenista.

Tras decir esto, la entrevistadora le preguntó que cree que pensaría Carter si viera que ha ganado 20 Grand Slams y ahí fue cuando Federer no pudo evitar romper a llorar.

La periodista, que también había señalado que falleció un año antes de que consiguiera su primer Grand Slam en Wimbledon, le pidió disculpas por haberle emocionado con esa pregunta. Pero Federer la respondió entre lágrimas tras recomponerse lo suficiente para poder articular palabra.

"Espero que estuviera orgulloso. Creo que él no quería que fuera un talento desperdiciado. Supongo que de algún modo su muerte fue una llamada de atención para mí y realmente comencé a entrarme muy duro. Podría decir que he sido increíblemente afortunado de tener a la gente correcta en el momento adecuado, los entrenadores correctos en el momento adecuado. Claro, podrías decir que yo tomé esas decisiones, pero también he tenido suerte en el camino", declaró un emocionado Federer.

0 Comentarios

Mostrar