UFC

McGregor entrena sus golpes junto a su padre y su hijo de 18 meses

McGregor entrena sus golpes junto a su padre y su hijo de 18 meses

El irlandés publica un vídeo en el que aparece entrenando sus golpes con tres generaciones de McGregor: Tony, Conor y Conor Jack.

Conor McGregor sabe bien que sin constancia, sacrificio y mucho trabajo no se llega al éxito. Por eso muestra en continuas ocasiones cómo es su entrenamiento para mantenerse siempre en forma y para seguir mejorando cada día sus golpes. Sin embargo, con su última publicación ha causado sensación en las redes, ya que ha unido a tres generaciones en la misma sala para dar golpes.

El irlandés aparece en un primer momento golpeando una máquina, uno de sus lances más habituales durante sus duras jornadas de preparación. Pero según avanza la cámara recorriendo la estancia vemos una tierna imagen del hijo de 18 meses del luchador, con un casco de pelea y dando suaves puñetazos a un pequeño saco.

Ver esta publicación en Instagram

We are never too young to start and never too old to learn ❤️

Una publicación compartida de Conor McGregor Official (@thenotoriousmma) el

Y a continuación, el padre de Conor también muestra sus habilidades para los golpes, demostrando que el entrenamiento es ya cosa de tres generaciones. Un simple mensaje acompaña las imágenes: "Nunca somos demasiado jóvenes para empezar ni demasiado viejos para aprender".

Sin embargo, esta preparación va más dirigida a McGregor padre que al integrante de la UFC, ya que tiene una pelea el próximo 15 de diciembre. Todo ocurrió porque Eoin Sheehan, un afamado locutor radiofónico de Irlanda se reía de la mala forma física de Tony. Este recogió el guante y acabaron acordando una pelea con fines benéficos para dentro de dos semanas.

Ver esta publicación en Instagram

At 1600 hrs today,I initiated Camp Apocalypse,It’s Game On 🥊

Una publicación compartida de mcgregortony (@mcgregortony) el

Seis meses sin carnet para Conor McGregor

El exceso de velocidad ha provocado que hayan sancionado al luchador con seis meses sin permiso de conducir. Conor admitió los hechos, que se produjeron en octubre de 2017, y reconoció que había conducido su Range Rover a 154 km/h en una zona delimitada a 100 km/h. Además, tendrá que abonar una multa de 1000 euros.