INSTAGRAM

Dulceida, criticada por sus fotos y mensajes desde África

Dulceida, criticada por sus fotos y mensajes desde África


Billboard Music Awards 2019 en vivo y en directo online

Desde hace años, las redes sociales y su uso masivo han prodigado la aparición de los llamados "influencers": jóvenes (y no tan jóvenes) que por distintos motivos logran una enorme masa de seguidores y son convertidos por distintas marcas y empresas en prescriptores.

El negocio de la moda, sobre todo la femenina, es uno de los que más se prodiga en este aspecto, llegando a pagar cuantiosísimas sumas a "influencers" por publicitar sus productos. Y entre las más exitosas en este aspecto está Dulceida.

Aida Doménech, su nombre real, es una joven de 28 años que se ha convertido en la principal influencer española sin ser antes famosa, a la que sólo pueden alcanzar actrices como Paula Echevarría o Úrsula Corberó. Su éxito social le ha abierto las puertas de la televisión y los medios.

Viaje de lujo en Sudáfrica, un país sin agua

En uno de sus muchos viajes alrededor del mundo, en los que se embarca para hacer sesiones de fotos o para promocionar destinos, aerolíneas o cualquier producto, Dulceida ha compartido unas fotos que han sido muy criticadas.

Ha viajado hasta África, concretamente hasta Sudáfrica, un país que vive en riesgo de sequía extrema, hasta el punto de que una de sus grandes ciudades Cape Town, está amenazada con un desabastecimiento total del suministro.

Allí, como ha compartido en imágenes, ha mostrado cómo regalaba gafas a los niños, fotografiándoles para demostrar que las llevaban, su baño de espuma junto a su novia Alba Paul un en una bañera llena de agua, y el desayuno en mitad de la nada.

No pide perdón y contraataca a sus "haters"

Las fotos de Dulceida se han convertido en lo más comentado de este lunes en las redes sociales. Y no precisamente por cuestiones positivas. La mayoría de los usuarios lamentan lo poco apropiado de las imágenes, y la critican por ello.

Ella, lejos de pedir perdón o rectificar, ha contraatacado con varios tuits en los que defiende su labor y llama "ignorantes" a sus haters.