DOODLE

Paula Modersohn-Becker, la pintora reivindicada por Google

El buscador rinde homenaje a la artista alemana que falleció con 31 años dejando una obra de más de 700 cuadros.

Actualizado a
Paula Modersohn-Becker, la pintora alemana a la que Google homenajea.

Paula Modersohn-Becker falleció el 21 de noviembre de 1907, apenas días después de haber dado a luz a su hija y con solo 31 años. Pese a su corta edad, la pintora alemana logró una producción que superó los más de 700 cuadros y cerca de un millar de dibujos que fueron ignorados en vida por sus contemporáneos. Con motivo de su 142 aniversario, Google ha querido rendirle homenaje a través de un doodle y con ello reivindicar una figura clave del expresionismo.

En algunos países –entre los que no se encuentra España-, Google luce hoy un dibujo realizado por el dúo de ilustradores alemanes Golden Cosmos (Doris Freigofas y Daniel Dolz) en el que han retratado a Paula Modersohn-Becker y en el que aparece rodeada de algunas de sus obras.

El doodle que homenajea a Modersohn-Becker.
Ampliar
El doodle que homenajea a Modersohn-Becker.GOOGLE

La artista alemana nació el 8 de febrero de 1876 en Dresde (Alemania) y desde su primera juventud sintió pasión por expresarse con la pintura. De familia acomodada, Modersohn-Becker pudo estudiar en Inglaterra, donde descubrió un arte que más tarde desarrollaría en Berlín y en Worpswede, donde acabaría residiendo y conociendo a su marido, Otto Modersohn.

Modersohn-Becker tuvo que crecer artísticamente en una sociedad que no contemplaba que una mujer pudiera dedicarse a la pintura. Aún así, su empeño por desarrollar su arte la llevó a viajar a París en repetidas ocasiones. En 1901, cuando se produjo su matrimonio con Otto Modersohn, la artista tuvo que ejercer las labores que se le suponían a una mujer mientras seguía de forma concienzuda desarrollando su pasión por la pintura.

Tras un lustro afincada en Worpswede junto a su marido, Paula Modersohn-Becker decidió dejar atrás esa vida y regresar a París, donde siguió formándose y aumentando de forma masiva su obra pese a ser una artista incomprendida: sólo vendió dos cuadros en vida. En su último año de vida, la alemana llegó a pintar casi un centenar de obras.

En el invierno de 1906 y pese a que había abandonado su relación con Otto Modersohn, su marido fue hasta París para vivir con su esposa, que quedó embarazada de su hija Mathilde, que nacería el 2 de noviembre en un parto complicado. El 20 de noviembre y mientras se recuperaba de las secuelas, fallecía a causa de una embolia pulmonar.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?