Craioveanu y Riki, unidos de nuevo en Getafe por un bar

NEGOCIO

Craioveanu y Riki, unidos de nuevo en Getafe por un bar

Craioveanu y Riki, unidos de nuevo en Getafe por un bar

Los dos exfutbolistas, que coincidieron en el club azulón, han abierto un nuevo restaurante en la localidad del sur de Madrid

Ahora que el Getafe vuelve a demostrar buena salud en primera división, dos de los protagonistas de la primera "época dorada" del club azulón han vuelto a reunirse para abrir un nuevo negocio en la misma ciudad del sur de Madrid.

Gica Craioveanu y Riki, que coincidieron durante dos temporadas en el Getafe (2004/05 y 2005/06), mantienen sus lazos con la localidad, y han abierto un restaurante en Los Molinos, uno de los nuevos barrios periféricos.

El local se llama "Donde siempre", y quién sabe si por el influjo de Craioveanu tras su paso por el Villarreal, está especializado en cocinar diferentes tipos de arroces, aunque también cuenta con variedad de carnes y pescados.

Craioveanu y Riki, entre arroces y carnes

Como puede leerse en la web del establecimiento, "Donde siempre es un proyecto nuevo que surge de la experiencia de más de 20 años en el sector con otros proyectos ya puestos en marcha y funcionando en la actualidad. Nuestras especialidad comida de temporada: paellas y arroces únicos en Madrid, las carnes y asados sin olvidarnos de los pescados".

Su localización en Getafe es buscada, ya que quiere "dotar a la ciudad, y a Los Molinos en particular del cual somos vecinos, de un proyecto diferente basado en el sabor más tradicional, la comida casera de la mesa española a veces castellana, otras mediterránea, incluso asturiana".

Riki y Craioveanu, durante su etapa en el Getafe

Negocio conjunto tras sus retiradas

La descripción aparece firmada por "Santiago", que según explica Jaleos es el tercer socio del proyecto, y cuenta con una dilatada trayectoria y experiencia en el mundo de la hostelería.

Gica Craioveanu sigue muy ligado a Getafe puesto que desde septiembre de 2016 ejerce como asesor del presidente del club de la ciudad, Ángel Torres. Tras su retirada en 2006, prueba suerte con este negocio al igual que Riki, que colgó las botas en 2016, en una localidad que ambos conocen bien por su pasado azulón.

Según explican fuentes cercanas a los futbolistas al citado medio, "el restaurante está funcionando de maravilla, y tanto Craioveanu como Ricky están muy contentos con su negocio".

0 Comentarios

Normas Mostrar