Scarlett Johansson: "El matrimonio no es natural"

TRAS SU RUPTURA

Scarlett Johansson: "El matrimonio no es natural"

Scarlett Johannson en Nueva York.

Bennett Raglin

WireImage

La actriz, casada en dos ocasiones, confiesa en una entrevista su percepción de la monogamia y la maternidad.

Semanas después de anunciar su separación del periodista francés Romain Dauriac, Scarlett Johansson ha concedido una entrevista en la que considera que el matrimonio no está hecho para ella. La actriz de 32 años afronta hoy su segundo divorcio tras romper su relación con Ryan Reynolds en 2011.

"La idea del matrimonio es muy romántica, es una idea muy bonita y su práctica puede ser muy bella. Pero no creo que sea natural ser una persona monógama", ha confesado la intérprete a la revista Playboy en su última entrevista, primeras declaraciones desde que se anunciase el fin de su relación con Dauriac, con el que ha estado casado durante dos años.

Johansson, que en marzo estrenará Ghost In the Shell, ha confesado que el matrimonio supone mucho trabajo en la vida de una persona. "Puede que me critiquen por esto pero creo que es mucho trabajo. El hecho de que sea tanto trabajo para todo el mundo prueba que no es una cosa natural", ha justificado la actriz, que ha asegurado que aunque siente mucho respeto por el matrimonio cree que va "en contra de algún instinto".

Scarlett Johansson en una de sus últimas apariciones públicas.

Fotos privadas

En la entrevista, (que coincide con el regreso de los desnudos a la portada de la revista) Johansson también habla de su maternidad. La actriz es madre de Rose Dorothy, una niña de apenas dos años fruto de su relación con Dauriac."Sentía miedo de que la vida me iba a cambiar, y lo ha hecho de una manera drástica", opina la intérprete de Lost in Traslation, que asegura que ser madre es lo mejor que le ha pasado en la vida y considera que se siente "mucho más" ella misma que antes.

Otro de los puntos en los que la entrevista profundiza es en el escándalo de la filtración de fotos privadas que ocurrió en 2012. "Fue una locura. Hizo que me diera cuenta de lo vulnerables que somos todos a eso. La persona que hackeó mi email (Christopher Chaney, condenado a 10 años de cárcel) hizo lo mismo con otras 50 personas famosas y también con sus exnovias. Le puede pasar a todo el mundo", explica Johansson.

0 Comentarios

Normas Mostrar