Los franceses consiguen el derecho a desconectar fuera del trabajo

EMPLEO

Los franceses consiguen el derecho a desconectar fuera del trabajo

Un hombre junto a un menor se fotografían en la Torre Eiffel.

MARTIN BERTRAND

AFP

Los trabajadores de Francia no tendrán que estar pendientes del correo electrónico o el teléfono fuera de su horario laboral.

Las nuevas herramientas digitales nos mantienen hiperconectados desde hace años. Esa comunicación con el resto no sólo atañe a nuestro perfil social, también llega al laboral. Para poner coto a la conexión con el trabajo 24 horas al día, Francia ha estrenado en 2017 su derecho a desconectar, una medida incluida en su nueva reforma laboral.

Dicha medida hace que los trabajadores del país no estén obligados a permanecer pendientes de su teléfono móvil o de su correo electrónico fuera del horario laboral para así evitar que el trabajo traspase las horas de descanso o las vacaciones. Eso sí, el derecho sólo afecta a las empresas con más de 50 trabajadores.

Se trata de una de las primeras medidas europeas que tienen por objetivo la regulación de la utilización de las nuevas herramientas digitales así como un derecho con el que intentar reducir el nivel de estrés provocado por el trabajo en los empleados. Además de no tener validez para empresas pequeñas, la propuesta no es de cumplimiento obligatorio, por lo que si se lleva a cabo o no queda en manos del empresario y el trabajador, que deberán llegar a un acuerdo.

El derecho a desconectar fue uno de los puntos redactados en la nueva reforma laboral aprobada por el gobierno de François Hollande en mayo y que fue muy criticada con protestas por todo el país galo, siendo rechazada por siete de cada 10 franceses. La ley permite abaratar los despidos, ampliar la semana laboral de las 35 a las 48 horas y un abaratamiento de las horas extra.

0 Comentarios

Normas Mostrar