CONMOVEDOR

La emocionante interpretación de 'Hallelujah' de una niña autista

Kaylee Rodgers, una niña irlandesa de 10 años, ha emocionado a las redes con su interpretación del tema de Leonard Cohen

La emocionante interpretación de 'Hallelujah' de una niña autista

Kaylee Rodgers, una niña irlandesa de 10 años que sufre autismo y trastorno de déficit de atención con hiperactividad, ha emocionado a las redes sociales con su interpretación del tema Hallelujah, de Leonard Cohen.

La actuación que tuvo lugar durante el concierto del coro de la escuela Killard House School de Donaghadee (Irlanda del Norte) se ha hacía viral a las pocas horas en YouTube y Facebook llegando casi a los 3 millones de visualizaciones y más de 25.000 “likes” en esta última red social.

Con una versión alternativa con letra de Cloverton, banda de rock cristiana, la pequeña emocionó al público allí presente y se ha hecho con miles de comentarios, todos positivos, de los internautas.

En una interpretación llena de confianza y con una voz increíblemente bella, Kaylee interpreta junto a sus compañeros de clase el mítico tema de Cohen.

La madre de la niña, Tracy Rodgers, explicaba a la BBC que fue el profesor de música de la niña, Lloyd Scates el que ayudó a desarrollar este talento: "Siempre le encantó cantar, pero hasta que no empezó en la Killard House School no se metió realmente en ello", decía la agradecida madre. Y añadía: “El profesor "es como su punto de apoyo y seguridad. Él es increíble".

Colin Millar, director de Killard House comentaba para ITV que la pequeña era muy tímida cuando entró en la escuela y que ni siquiera se atrevía a leer en clase en voz alta frente a sus compañeros. El hecho de actuar frente a un público, explica“Supone mucho esfuerzo por parte de Kaylee".

Hallelujah

La canción, que versa sobre temas bíblicos, lleva en su coro la palabra “aleluya”, un vocablo que remite a un canto o señal de júbilo en la tradición cristiana y hebrea.

Leonard Cohen compuso este tema que está incluido en el álbum “Songs of love and hate” (1984) y, aunque en un principio no fue una de sus canciones más conocidas, se convirtió en un himno con el paso de los años.