TRÁFICO

Las diez carreteras más peligrosas de España

Un informe de EuroRAP ha analizado el nivel de riesgo de 24.805 carreteras españolas

Las diez carreteras más peligrosas de España

En estas fechas navideñas muchos cogen el coche para visitar a familiares y amigos, y aunque la DGT anuncia que realizará más de 25.000 pruebas diarias de alcohol y drogas e intensificará los controles por carretera, existen otros factores que pueden poner en riesgo la vida de los conductores.

Un informe de EuroRAP, en el que también participan el RACC y el RACE, ha analizado el nivel de riesgo de 24.805 carreteras españolas y ha determinado que 3.264 tienen un alto nivel de peligrosidad.

Estos son los diez tramos de mayor riesgo:

El tramo comprendido entre el kilómetro 33,4 y el 45,9 de la N-435, entre el municipio de Almendral y la variante de Barracota en la provincia de Badajoz, es el más peligroso de España. Este recorrido de 12,5 kilómetros aparece por tercer año consecutivo, con cinco accidentes graves, tres fallecidos y cuatro heridos graves, en la categoría de “riesgo alto”.

El segundo tramo con más riesgo de accidentes es el de la N-120 en Lugo. Desde el enlace de Seguín hasta el enlace de Penalva, en Ourense. Y el tercero se encuentra en la N-630, Asturias. Desde el cruce con AU-66 hasta L.P. Oviedo-León (20,5 km).

La N-547 en A Coruña, desde el principio Z.U. de Melide hasta el final Z.U. de Boente (7,5 km), ocupa el cuarto lugar, y la N-260 de Lleida, desde L.P. Girona-Lleida hasta el final Z.U. de Martinet (10,5 km) el quinto.

El sexto puesto de este terrible ranking está en Burgos, en la N-629. Desde el final Z.U. de Revilla hasta L.P. Burgos-Santander (14,3 km) y el séptimo en la N-640 en Pontevedra. En el tramo que va desde el final de Z.U. de Caldas hasta Villagracia de Arosa (12,1 km).

Los tres últimos puestos los ocupan la N-625 en León. Desde Mansilla (cruce con la N-601) hasta el final Z.U. de la Aldea (11,5 km). La N-260 en Girona. Desde el final de Z.U. de Ripoll hasta el cruce con la N-152 (62,2 km) y la N-230 en Lleida. Desde el final Z.U. de Vilaller hasta L.P. Huesca-Lleida, en Huesca (12,1 km).

Las comunidades con mayor nivel de peligrosidad:

Las carreteras con más kilómetros con riesgo medio-alto y riesgo elevado son la N-502 (233,5 km de peligro), la N-260 (231,9), y la N-234 (159,5). Cantabria, Aragón y Castilla y León son las Comunidades Autónomas con mayor riesgo de accidentalidad.

Según revela el informe, los tramos de alto riesgo ha sido reducidos del 14,1% al 13,2%, sin embargo, los de riesgo reducido han pasado del 69,7% al 72,7%. El riesgo de accidente mortal o grave es 3,5 veces más alto en las vías convencionales que en las autopistas o autovías.

Las muertes por accidente de moto o ciclomotor ascienden después de haberse reducido durante 5 años consecutivos.