TRAS EL TRASPLANTE

Pablo Ráez recibe el alta pero aún tiene un 4% de leucemia

El joven marbellí podrá pasar la Navidad en su casa y, aunque no todo son buenas noticias, él mantiene intacto su positivismo.

Pablo Ráez posa frente al Hospital Carlos Haya de Málaga tras recibir el alta después de estar 38 días ingresado y ser sometido a un trasplante de médula.
Jorge Zapata EFE

Pablo Ráez, el joven marbellí creador del reto un millón para captar donantes de médula que ha convertido su lucha contra la leucemia en un fenómeno viral, ha recibido el mejor regalo de Navidad, el alta hospitalaria para poder disfrutar de las fiestas con los suyos.

Ráez llevaba ingresado en el Hospital Universitario de Málaga desde el pasado 10 de noviembre cuando se sometió a un nuevo trasplante de médula, consistente en una infusión de células madre. 38 días después, el joven ha compartido la buena noticia con sus seguidores de las redes sociales. Sin embargo, todavía no se puede cantar victoria porque como también ha señalado "no todo son buenas noticias, resulta que tengo un 4% de leucemia".

"Todo no va tan bien como debería. Ahora debo ser paciente, confiar y no rendirme porque todavía me queda camino en esta larga carrera de fondo. No sé cómo interpretar esto, todo puede ir muy bien o puede ir muy mal, es difícil de saber pero siempre lucharé", ha comentado a continuación.

 

Su alta hospitalaria es definitiva

A su salida del hospital, Pablo Ráez ha atendido a los periodistas y les ha asegurado que se siente feliz y que ya ha cumplido su propósito en la vida al ayudar a tanta gente, "que de verdad, que la muerte no es nada grave" porque "la vida es así", ha comentado.

El marbellí también ha explicado que, en principio y siempre que no haya complicaciones, se trata de un alta definitiva aunque tendrá que volver al hospital a revisiones continuas y exhaustivas.

PABLO RÁEZ RECIBE EL ALTA PESE A QUE SU CURA "NO VA TAN BIEN COMO DEBERÍA"Pablo Ráez tras salir del Hospital.

Respecto a su campaña reto un millón, el joven ha explicado que no sabe si será capaz de alcanzar su meta, que no cuenta con el apoyo ni de la Junta de Andalucía ni de otras asociaciones, pero que seguirá concienciando y que es feliz si alguien decide donar.

Francisco Ráez, el padre de Pablo, también ha hablado para los medios y ha declarado a Efe que están "contentos" pero que hay que "seguir peleando".

 

Agradecido y positivo

En su publicación de las redes sociales, Pablo Ráez también ha querido agradecer a todos los que le han ayudado a seguir luchando, tanto conocidos como desconocidos. Y, como no, también ha demostrado que su positivismo sigue intacto y que nunca se rendirá con frases como éstas. "A pesar de todo lo malo siempre queda lo bueno que es estar vivo", La #fuerzaraez no es solo un hashtag es una verdad" o "Soy un titán y conmigo solo podrá la muerte y será un regalo de la vida".

Pablo Ráez también ha vuelto a insistir en que seguirá ayudando hasta el final de sus días con una importante anotación, "Con este mensaje no estoy diciendo que me vaya a morir, solo decir que no se puede decir que estoy curado".

Además, el joven tampoco se ha olvidado de pedir un favor a sus seguidores, que donen "sangre y plaquetas en estos días para aguantar estas navidades, hay una escasez tremenda, no hay! ¡Y por supuesto medula!".

"Lo importante es que soy feliz. Viva esta vida llena de sorpresas", sentencia Ráez.

Hoy me dan el alta tras 38 días. No todo son buenas noticias, resulta que tengo un 4% de leucemia y hay algunos detalles técnicos que son difíciles de entender y no muy positivos por lo que no explicaré. Todo no va tan bien como debería. Ahora debo ser paciente , confiar y no rendirme porque todavía me queda camino en esta larga carrera de fondo. No se como interpretar esto, todo puede ir muy bien o puede ir muy mal, es difícil de saber pero siempre lucharé. Estoy en un gran riesgo ahora mismo , pero no hay miedo, hay cansancio, hay esa sensación de no poder vivir en paz. Quiero agradecer a todas las personas que han estado a mi lado, vosotras sabéis quienes sois ❤️ Agradecer a toda la gente desconocida y conocida que me ha apoyado continuamente y a seguir luchando. Esto es un nuevo camino y hay que ser paciente , cauto y siempre con la espada en la mano. A pesar de todo lo malo siempre queda lo bueno que es estar vivo. No se que serà de mi, pero nunca lo he sabido. Lo que se es que salgo de una batalla para entrar en otra, peor es que no me rindo, soy Pablo Raez Martinez y yo no me rindo. La #fuerzaraez no es solo un hashtag es una verdad. Soy un titán y conmigo solo podrá la muerte y será un regalo de la vida. Seguiré ayudando todo lo que pueda al mundo y a mí mismo hasta que mi cuerpo aguante . Con este mensaje no estoy diciendo que me vaya a morir solo decir que no se pueda decir que estoy curado. Mi alma es libre pero mi cuerpo no, algo difícil de comprender. Pero gente, ¡siempre fuerte! Aprovecho para pediros por favor que donarais sangre y plaquetas en estos dias para aguantar estas navidades, hay una escasez tremenda, no hay! ¡Y por supuesto medula! Lo importante es que soy feliz. Viva esta vida llena de sorpresas.❤️💪🙏🏻

Una foto publicada por Pablo Ráez. (@srraez) el