SANTANDER-MADRID

Un maquinista se baja del tren en mitad de trayecto: había cumplido sus horas

El conductor decidió interrumpir su trayecto en Osorno (Palencia) alegando que su “jornada laboral había terminado y que no quería arriesgarse a tener un accidente”.

Actualizado a
Un tren arribant a l'estació de Mollerussa. Imatge del 9 de setembre de 2016. (Horitzontal)

Tal y como ha informado 'El Diario Montañés', un maquinista del Alvia que une el trayecto Santander-Madrid decidió abandonar el tren en mitad del recorrido, en la estación de Osorno (Palencia), porque su “jornada laboral había terminado y no quería arriesgarse a tener un accidente por exceso de horas”.

Este incidente afectó, e indignó, a 109 pasajeros que tuvieron que esperar durante dos horas hasta ser realocados en dos autobuses con dirección a sus destinos, por un lado uno hacia Palencia y Valladolid, y por otro uno rumbo a Madrid.

Renfe ha lanzado un comunicado para disculparse con los afectados y asegurar que les reembolsará el importe íntegro de su billete mientras mantiene abiertos todos los canales de atención al cliente. “El tren había salido de su estación de origen (Santander) a las 19’00 horas. A las 21’15 horas, el tren detuvo su marcha en Osorno, alegando el maquinista exceso de jornada de trabajo. Por razones de seguridad, la normativa impide superar los límites de conducción efectiva establecidos, previsto en el Reglamento de la Ley del Sector Ferroviario”, explica la compañía en el comunicado. Además, en él también se puede leer que Renfe ha abierto una auditoría interna para llegar conocer las causas y determinar las responsabilidades de esta incidencia.

Por su parte, el secretario de Organización del Sindicato de Maquinistas y Ayudantes Ferroviarios (Semaf), Carlos Segura, ha asegurado que esta circunstancia es algo “excepcional” debida a una normativa que dicta que los maquinistas no pueden conducir más de cinco horas y media seguidas. Además, Segura también comentó que el maquinista cuenta con experiencia y años de antigüedad y que simplemente se vio en la obligación de cumplir lo estipulado.

Además, el diario también aporta el testimonio de otras fuentes del comité de empresa de Renfe en Cantabria que aseguran que el maquinista “ya había avisado varias veces” a la empresa de que estaba a punto “de cumplir su jornada máxima diaria de conducción y de que solicitaba el relevo. Al no recibir contestación, cumplió su jornada y solicitó el relevo en Osorno” explicó Óscar Martín (UGT).

Este incidente precede a la reunión entre el comité y la empresa de este miércoles en Madrid ante la amenaza de huelga por la falta de personal y el exceso de horas extras de los trabajadores. Sin embargo, Segura también afirmó que este suceso no vino motivado por estas disputas.

0 Comentarios

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión.¿Olvidaste la contraseña?

Te recomendamos en Tikitakas