"DELITO DE ODIO"

Un youtuber ruso, en prisión por jugar a Pokémon Go en una iglesia

Ruslan Sokolovsky podría ser condenado a cinco años de cárcel por adentrarse con el popular juego en una iglesia en Ekaterimburgo.

Un youtuber ruso, en prisión por jugar a Pokémon Go en una iglesia
YOUTUBE

El youtuber ruso Ruslan Sokolovsky se enfrenta a cinco años de prisión por haber jugado a Pokémon Go en una iglesia situada en la ciudad rusa de Ekaterimburgo. Sokolovsky, que actualmente posee cerca de 300.000s suscriptores en Youtube, grabó los hechos en uno de sus vídeos, por el que quedó constancia de un acto que puede costarle la libertad.

El vídeo por el que ha sido acusado comienza con el youtuber frente al templo ortodoxo de la Iglesia de Todos los Santos de Ekaterimburgo. Tras emitirse unas imágenes de la cadena de televisión Russia 24 en la que se informa de que el uso de Pokémon Go en templos está terminantemente prohibido por las autoridades, Sokolovsky se adentra en la iglesia y comienza a jugar con la app de Nintendo en su interior.

La acción de Sokolovsky fue considerada una ofensa dentro de la comunidad ortodoxa, que ha asegurado a través de su portavoz que el youtuber "no era un visitante casual", comparando su acción con "trabajos al estilo Charlie Hebdo". Tras publicar el vídeo fue detenido. El fiscal que lleva el caso pide para el youtuber hasta cinco años de prisión por sus actos debido a las duras leyes rusas impuestas en contra de los llamados delitos de odio religiosos.