¿MITO O REALIDAD?

Los caprichos de los famosos

Hoy te traemos la lista con con las excentricidades más locas atribuídas a las celebrities.
Emmy 2017 Mejor Actor: Sterling K Brown

Los caprichos de los famosos

Pocos son los personajes conocidos que se libran de ser objeto de comentarios por protagonizar todo tipo de excentricidades y caprichos. Ya sean mitos o verdades como templos, lo cierto es que son escasas las celebrities a las que no se les haya adjudicado alguna extravagancia a lo largo de su carrera.

Estos son algunos de los caprichos de los famosos más comentados de los últimos años:

David y Victoria Beckham:

Según se publicó en su momento, la pareja más rentable del panorama futbolístico mundial pagó 1.800 euros solo para que una persona abriera sus regalos de Navidad. Los 33.000 dólares que Victoria gastó en un iPhone de oro es un capricho bastante más caro aunque menos extraño, sobre todo teniendo en cuenta que ella era la Spice girl "pija".

Madonna:

Parece que la reina del pop tiene una manía particular con los inodoros y exige siempre que se cambie el WC de la habitación del hotel donde se hospeda, y que sea destruido tras su visita. Además, según se dice en algunos medios, pide que las luces de los jardines sean apagadas por la noche para disfrutar de las estrellas y que en su suite haya rosas blancas recién cortadas con una medida exacta.

Jennifer López:

La actriz y cantante es, sin duda, una de las famosas con más fama de caprichosa. A Jennifer se le atribuyen excentricidades como mandar cerrar un centro comercial para poder ir de compras ella sola, pedir habitaciones llenas de juguetes para sus hijos e incluso la exigencia de que su suite esté llena siempre de máquinas para hacer deporte.

Elton John:

Hasta 60.000 dólares al año es la cantidad de dinero que llegaba a gastarse el flores el cantante británico. En 1999 el intérprete llegó a pedir que la suite del hotel más caro de la ciudad de Santiago de Chile, donde se alojaba, estuviese llena de orquídeas traídas especialmente para él desde Singapur.

Shakira:

Según comentan las malas lenguas, la mujer del jugador del FC Barcelona, Gerard Piqué, exige en su hotel 30 litros de agua sin gas y 29 gaseosas siempre que sale de gira. Además, aunque prefiere viajar de una ciudad a otra en helicóptero, cuando las circunstancias no lo permiten y debe viajar en coche, pide que sea un Mercedes Benz. ¿Será cierto?

Puff Daddy:

Diez millones de dólares es la escalofriante cifra que el famoso rapero, loco por los espectáculos de stripteasse, llegó a pagar para que le cerraran un conocido club de Atlanta solo para él.

Marilyn Manson:

En el año 2007, un músico que acompañaba al cantante como pianista en sus conciertos acusó a Mason de malgastar el dinero en cosas tan extrañas como el esqueleto de una joven china y objetos nazis.

Los Rolling Stones:

Parece que sus satánicas majestades no se quedan atrás en lo que a caprichos se refiere y piden docenas de coches, 600 toallas y litros y litros de alcohol cuando van de gira. Además, viajan con sus propios muebles entre los que se encuentran una mesa de ping pong y hasta una sala de primeros auxilios.

Sandra West:

Viuda de un magnate del petróleo y miembro de la alta sociedad de Beverly Hills, West fue enterrada sentada al volante de su Ferrari y con un camisón de encaje en un cementerio de San Antonio (Estados Unidos) según dispuso ella misma en su testamento.

Mstislav Rostropovich:

El famoso violoncelista, se plantó en la cocina de uno de los hoteles en los que estuvo hospedado a ensayar su repertorio alegando necesitar de los aromas del lugar para inspirarse.

Paris Hilton:

Entre las exigencias atribuidas a la famosa heredera están las velas, las flores y los mariscos con kepchup de aperitivo que nunca pueden faltar en su habitación. Además, la ahora DJ, gastó una auténtica fortuna en adquirir un trozo de tierra junto a la tumba de Marilyn Monre para enterrar a su mascota, un cerdito.

Beyoncé:

80.000 dólares es el precio que pagó Beyoncé por una exclusiva muñeca para su hija Blue Ivy. La Barbie con 160 diamantes incrustados y cubierta de oro blanco fue el primer regalo de cumpleaños de la pequeña.

Kim Kardashian:

Está claro que si Beyoncé mima a su hija, la reina de los realities no iba a quedarse atrás. Kim decidió obsequiar a su pequeña North West, de dos años, con una isla en la costa de Queensland (Australia) valorada en 5 millones de euros como regalo de Navidad.