YA EN CINES

Jason Bourne, ¿peliculón o fiasco?

El regreso de Matt Damon a la saga cinematográfica ha logrado un éxito en taquilla y opiniones dispares entre los que la han visto.

Jason Bourne, ¿peliculón o fiasco?
UNIVERSAL

Vuelve la saga Bourne y lo hace por todo lo alto. El tándem Matt Damon-Paul Greengrass resucita al agente más reconocido -con permiso de James Bond- que ha revolucionado el cine de espías en los últimos lustros en Jason Bourne, la quinta parte de la franquicia iniciada en 2002. Damon vuelve a meterse en la piel de su personaje más importante y del que llevaba apartado casi una década.

Jason Bourne ha logrado convertirse en la película más vista en su primer fin de semana en las taquillas españolas, superando a otras superproducciones como Star Trek o La leyenda de Tarzán y consiguiendo 1,7 millones de euros de recaudación. En Estados Unidos, la cinta de Paul Greengrass ha acumulado 60 millones de dólares, siendo la sensación del verano en los cines a la espera de lo que logre Escuadrón suicida, que se estrena este fin de semana.

Alejados de las cifras y toda la promoción que ha arrastrado la última cinta del agente de la CIA cabe preguntarse si esta nueva aventura está a la altura de sus antecesoras o si, por el contrario, es una película más y no merece la pena. En definitiva: ¿es Jason Bourne un peliculón o un fiasco?

Twitter opina

La expectación levantada por Jason Bourne no se ha visto afectada por las fechas. Los fans de la saga tenían ganas de ver el regreso de Matt Damon convertido en el misterioso agente. Las reacciones en Twitter de los que la han visto han sido para todos los gustos: desde los que les parece que no está a la altura de las anteriores a los que han salido del cine aún con el frenesí en el cuerpo tras dos horas de intensa acción.

La prensa sentencia

Entre los medios de comunicación, las opiniones también son dispares. El crítico de el diario El País Tommaso Koch considera que Bourne "ha vuelto, y en gran forma" y asegura que no hay sorpresas en la cinta: "Lo que algunos adorarán es también parte del problema: Jason Bourne ofrece sus marcas habituales. Nada menos y nada más". The Hollywood Reporter afirma que Greengrass "ofrece todo lo que se espera de él" y que no hay "nadie mejor" a la hora de realizar "puestas en escena complejas" o "acción caótica" en medio de grandes urbes.

Uno de los artículos más críticos con la cinta se ha publicado en el diario norteamericano Michigan Daily. Bajo el título "Jason Bourne es una caricatura de sus predecesoras", el periódico califica a la película como un filme "a medio cocinar" en el que, aunque existe un reparto de lujo, sus interpretaciones quedan desperdiciadas por arquetipos anteriormente vistos en la franquicia.

The New York Times, por su parte, califica a la película como un mero entretenimiento estival. "Al igual que Jigglypuff o Snorlax, Bourne es un retroceso de la cultura pop", asegura el crítico A.O. Scott, que matiza que la saga ha sido puesta "de nuevo en circulación porque... bueno, ¿por qué no? Es verano. La gente necesita algo que hacer". En definitiva, sólo queda ir al cine para comprobar si finalmente la última entrega de Bourne es buena, mala o simplemente un entretenimiento más con el que pasar el verano.