COPA DEL REY

Carta de un bético ante la enésima final del Sevilla

No puedo soportar una vez más una sola palabra del himno del Arrebato… Prefiero escuchar a Serrat en bucle hasta el final de los tiempos.

Carta de un bético ante la enésima final del Sevilla
Julio Muñoz EFE

Vaya diez añitos llevamos. En 2005, Betis y Sevilla estaban casi igualados en títulos. Los dos equipos teníamos una Liga en nuestras vitrinas. Ellos habían ganado tres Copas del Rey, solo una más que nosotros (minucias). Esa igualdad pertenece a otros tiempos, cuando gobernaba Chaves, España seguía estancada en cuartos de final y llevar una barba de treinta centímetros estaba mal visto. Desde que Puerta metió aquel gol ante el Schalke 04, demasiadas cosas han cambiado.

Cinco Ligas Europa, una Supercopa continental y dos Copas del Rey, con nosotros mirando desde el balcón. Sienta peor que tres horas de sol veraniego en Triana. Dan ganas de mudarse a Portugal solo para no escucharles. Juande Ramos entonces y Unai Emery ahora han dado con la tecla para nuestra desgracia, empeñados en acumular títulos que nos producen urticaria.

Y mientras tanto, ahí seguimos nosotros. A nuestras cosas. Más acostumbrados a escuchar ‘concurso de acreedores’ que ‘gol’... pues es difícil. Con más juicios que puntos, permanecer en Primera parece suficiente. Pues no, oye, ya va siendo hora de cambiar la actitud. Que otros muchos más pobres que nosotros han pegado machadas de campeonato. Una cosa es no tener ni para pipas y otra seguir soportando a nuestros ‘adorables’ vecinos.

FUTBOL 15/16

Se echa de menos otra época. Cuando Joaquín, antes de entregarse a las Fallas, parecía un recortador de defensas. Y cuando teníamos a Assunçao, que la metía desde Córdoba.  Y cómo olvidar a Oliveira, con más pasión por los goles que Kiko Rivera por la fiesta. Todo eso está casi en el olvido. Sin embargo, ellos pasaron de Kanouté a Luis Fabiano, del brasileño a Negredo, del vallecano a Bacca, del colombiano a Gameiro… Nosotros llevamos respirando gracias a Rubén Castro desde que Juan y Medio llegó a Canal Sur.

Hay que reconocerle el mérito al Sevilla y también desearle la peor de las suertes. Luis Enrique, si lees esta carta, haz el favor de no pifiarla. Que casi te birlan la Supercopa de Europa; no nos vuelvas a dar un susto como ese. Que sí, que habrán ganado la Liga, pero como el Sevilla enganche al Barça como enfiló al Liverpool se va a dejar de hablar de las esteladas rápidamente.

Por ello, solo me queda rezar para que Messi tenga el día. Argentino de mi vida y de mi corazón, métele mano al Sevilla. No puedo soportar una vez más una sola palabra del himno del Arrebato… Prefiero escuchar a Serrat en bucle hasta el final de los tiempos a soportar un verso más de esa canción. Si al menos evitas que ganen la Copa del Rey, Joaquín te invita a una tarde de cañas y tapas… Unas risas te echas.

El delantero del Betis Rubén Castro celebra con su compañero Joaquín un gol ante el Getafe

Y Poyet, haz el favor, no me hagas repetir esta carta el año que viene.