NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TENIS | US OPEN

Un espectador le grita a Zverev “Deutschland über alles”

Mientras jugaba contra Sinner, el alemán le pidió al juez de silla que expulsara de la grada al aficionado. “¡Ha dicho la frase más famosa de Hitler!”.

Nueva York
Zverev le cuenta al juez de silla lo ocurrido con un seguidor en la grada.
Zverev le cuenta al juez de silla lo ocurrido con un seguidor en la grada.

El partido de este lunes entre Alexander Zverev y Jannik Sinner en los octavos de final del US Open fue muy tenso dentro de la pista central, por la competitividad y el esfuerzo hasta la extenuación de los dos jugadores, y también fuera de ella, por culpa de un espectador que fue muy desconsiderado e irrespetuoso con el alemán.

Mediado el cuarto set y antes de que Zverev ejecutara un saque, un aficionado le grito “Deutschland über alles” (“Alemania por encima de todo”), que antiguamente era la primera frase del himno de Alemania y ya no se canta, aunque no está prohibida, por habérsela apropiado los nazis durante su dominio. “¡Ha dicho la frase más famosa que hay de Hitler en el mundo, es inaceptable!”, le espetó Alexander al juez de silla, el británico James Keothavong, que enseguida preguntó repetidas veces, “¿Quién dijo eso?”, y pidió a los miembros de seguridad que expulsaran al perpetrador de esa oración fascista, aunque nadie reconoció haberlo hecho. Finalmente, identificaron a una persona que fue desalojada.

Hay que recordar que en Alemania se multa a quienes usan símbolos, saludos o frases nazis en público. De ahí que a Zverev le indignara lo ocurrido y pidiera que el seguidor en cuestión fuese castigado. Finalmente, el encuentro tuvo un final feliz para él, porque ganó en el quinto set después de 4h40 de batalla, el partido más largo de esta edición del US Open. “Me encanta cuando los aficionados son ruidosos y se emocionan. Pero hay que mantener el respeto. Soy alemán y no estamos orgullosos de esta parte de nuestra historia. Estaba sentado en una de las primeras filas y mucha gente escuchó eso. Tenía que hacer algo”, explicó Zverev en la zona mixta.