NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TENIS | US Open

Tsitsipas, primer aspirante al número uno en caer eliminado

El colombiano Daniel Elahi Galán, que debutaba en el US Open, sorprendió al griego con un inicio arrollador. Medvedev, Berrettini, Murray y Ruud arrasan; Fritz cae ante la revelación.

NEW YORK, NEW YORK - AUGUST 29: Stefanos Tsitsipas of Greece thanks the crowd after being defeated by Daniel Elahi Galan of Columbia during the Men's Singles First Round on Day One of the 2022 US Open at USTA Billie Jean King National Tennis Center on August 29, 2022 in the Flushing neighborhood of the Queens borough of New York City.   Julian Finney/Getty Images/AFP
== FOR NEWSPAPERS, INTERNET, TELCOS & TELEVISION USE ONLY ==
JULIAN FINNEYAFP

En el primer día de competición del US Open, la lucha por ser el número uno del ranking ATP ha pasado de tener cinco aspirantes a cuatro. Stefanos Tsitsipas, quinto del mundo y cuarto cabeza de serie, ha sido el primer candidato al uno en ser eliminado en Nueva York, un escenario que se le sigue atragantando al griego. En cinco participaciones en el US Open, Tsitsipas nunca ha superado la tercera ronda y su registro es de cinco victorias por cinco derrotas. El encargado de sorprender esta madrugada al heleno fue el colombiano Daniel Elahi Galán, número 94 del mundo y debutante este año en el Grand Slam estadounidense. El batacazo de Tsitsipas fue mayor teniendo en cuenta los dos primeros sets, los cuales se llevó Galán en menos de una hora. Finalmente, el colombiano se adjudicó el triunfo por 6-0, 6-1, 3-6 y 7-5 en algo menos de tres horas.

Después de varios años de sinsabores en Flushing Meadows, Tsitsipas afrontaba esta nueva edición del US Open con la obligación de dar un paso adelante. Llegaba siendo el jugador con más partidos ganados en el circuito ATP en 2022 (46, seguidos por los 44 de Alcaraz) y con la motivación extra de poder convertirse en número uno mundial por primera vez en su carrera. Pero, de golpe y plumazo, Galán bajó a Tsitsipas de la nube. El colombiano, que había accedido al cuadro final a través de la previa, fue un huracán en el arranque del encuentro ante un Stefanos bloqueado, dando la sensación en ocasiones de tener incluso molestias físicas. En 22 minutos se adjudicaba el colombiano la primera manga con un ‘rosco’. En los últimos cinco años, tan solo Djokovic y Nadal habían logrado endosar un 6-0 a Tsitsipas, por lo que el varapalo que recibía el heleno era serio. No se quedó ahí la cosa, y es que 34 minutos después, Galán se apuntaba el segundo parcial por 6-1.

El partido cogía tintes de derrota histórica de Tsitsipas, algo que pudo evitar con una buena reacción en el tercer set. Pero ahí se quedó el despertar del griego, ya que en la cuarta manga aparecieron de nuevo los problemas de su mal arranque. Completamente ineficiente con su primer servicio, Tsitsipas fio todo al segundo saque y Galán se aprovechó de ello. El colombiano, para nada achantado ante la que podía ser la gran victoria de su carrera, supo jugar con los nervios del heleno, muy alterado e incluso impaciente para sacar cuanto antes. Estos nervios se notaron en los numerosos errores de un Stefanos que nunca se dio por vencido. Llegó a salvar hasta ocho bolas de partido en contra, sacando en esos momentos decisivos el tenis agresivo que le hace reconocible. A la novena fue la vencida para Galán, que se estrenó en Nueva York dando el mayor batacazo de la jornada. Espera en la segunda ronda al australiano Jordan Thompson, que venció en cinco sets a Lorenzo Sonego. Tsitsipas, por su parte, se despide una vez más prematuramente del US Open y, también, de sus opciones de ser número uno.

Murray recupera autoridad

Tsitsipas pierde autoridad y Murray, la recupera. El campeón de 2012 ejerció como tal en su debut, dándole una dura bienvenida a uno de los jugadores que más ha crecido durante la presente temporada. El británico, con un 7-5, 6-3 y 6-3 en 2 h:42 ante Francisco Cerúndolo, ya está en segunda ronda del US Open, donde se medirá con el estadounidense Emilio Nava (203º), que pudo con el australiano John Millman (103º). Victoria relativamente cómoda, salvo en el primer set, y que sigue revitalizando al ganador de tres majors, con momentos de gran inspiración este año, en el que ha acariciado su primer título ATP desde 2019, en Amberes. Tras su amago de retirada, con operación de cadera mediante, llegó a caer más allá del top-200 del ranking ATP. Ahora, es 51º, habiendo alcanzado los primeros cincuenta puestos por primera vez desde 2018.

Quiere seguir subiendo. En números y en sensaciones. En el ranking, pero, sobre todo, en la pista, donde, victoria a victoria, emociona a los románticos del tenis. Ante Cerúndolo, que este curso ha escalado cien posiciones en la clasificación mundial (de 127º a 27º), doble dosis de ilusión. Con golpes imposibles, como una volea cortada tras recorrer toda la pista en el tercer juego del encuentro, y con mucha superioridad en todos los ámbitos. Al servicio (75% puntos ganados con primeros y seis saques directos) y al resto (50%), en el orden (32 errores no forzados por 50) y en una agresividad muy bien medida (25 ganadores por 28). Buscará mantenerla en su 16ª participación en el torneo, del que solo las lesiones (2017 y 2019) han podido apartar. En todas ellas, solo ha perdido una vez en primera ronda: la temporada pasada ante el propio Tsitsipas. Este año, siente un poco más el campeón que fue.

Medvedev, Berrettini y Ruud arrasan; Fritz, eliminado ante la revelación

Una doble misión. Daniil Medvedev, tras una temporada de altibajos, afronta el US Open como vigente campeón y, además, en medio de esa persecución feroz por el número uno del mundo, de la que ya se ha despedido Tsitsipas. No son batallas independientes. Una cosa lleva a la otra. Si defiende el título, no necesitará cálculos, seguirá sentado en el trono. Su debut, arrollador, está cargado de intenciones: imponente 6-2, 6-4 y 6-0 ante el estadounidense Stefan Kozlov (111º), que debutaba en el cuadro principal. Una carta de presentación de dos horas, pero que no necesita muchos más detalles. “Estoy contento de ganar. Las condiciones no eran nada fáciles, con mucho calor y humedad, pero fui sólido y me centré en el saque, que creía que iba a ser clave hoy”, aseguraba el ruso tras lograr su 21ª victoria en Flushing Meadows (solo cuatro derrotas). Plan ejecutado a la perfección. En segunda ronda, espera el francés Arthur Rinderknech (58º). El campeón de hoy también destila autoridad.

Como un Matteo Berrettini perfecto ante el chileno Nicolás Jarry (123º), procedente de la previa. 6-2, 6-3 y 6-3 para recuperar confianza en un tramo de temporada con muchos contrastes. Tras su lesión en la mano derecha, el italiano volvió adjudicándose Stuttgart y Queen’s, presentándose como una gran amenaza para Wimbledon, donde llegaba como finalista y donde tuvo que retirarse por coronavirus. Ahora, tras dos derrotas en primera ronda (Toronto y Cincinnati), necesita crecer de nuevo. Le aguarda el francés Hugo Grenier. Con él, un Casper Ruud que, de forma remota, también aspira al número uno del mundo. Necesita una carambola muy compleja, pero arranca buscándola, con otro debut plácido, ante el británico Kyle Edmund (601º) por 6-3, 7-5 y 6-2. Con Van Rijthoven esperando en segunda ronda, otro resultado lejano a las sorpresas, entre las que sí se encuentra la del chino Wu Yibing (174º), vencedor desde la qualy ante Nikoloz Basilashvili (31º). Álex de Miñaur (20º) ante Filip Krajinovic (44º), con un 7-5, 6-2 y 6-3, y Karen Khachanov (31º) ante Denis Kudla (96º), en cuatro sets (3-6, 6-1, 6-2 y 6-2), también hicieron valer su ranking. Igual que Felix Auger-Aliassime, que tuvo que emplearse a fondo para superar al qualifier suizo Alexander Ritschard (6-3, 6-4, 3-6 y 6-3). En el último partido de la jornada, el australiano Nick Kyrgios ganó por 6-3, 6-4 y 7-6 (4) a su paisano y amigo Thanasi Kokkinakis. Es el tenista que acumula más victorias (23) desde junio. Se medirá con el francés Bonzi.

No corrió la misma suerte el local Taylor Fritz, ganador este año de Indian Wells y décimo cabeza de serie en este US Open. El norteamericano fue sorprendido (6-7(3), 7-6(1), 6-3 y 6-4) por un viejo conocido suyo aunque desconocido para el público local, el también estadounidense Brandon Holt, número 303 del mundo e hijo de Tracy Austin, dos veces ganadora del US Open femenino y número uno de la WTA en 1980. Holt (nacido en 1998) y Fritz (1997) crecieron coincidiendo en numerosos eventos infantiles y en 2010, con 12 años cada uno, se enfrentaron por última vez hasta hoy. También llegaron a formar pareja de dobles a esas edades, aunque la temprana explosión de Fritz separó sus caminos, mientras que Holt optó por seguir desarrollándose en la universidad (acudió a USC). Ahora, el hijo de Tracy Austin se ha presentado ante el gran público con una sorprendente victoria en su debut en un Grand Slam ante un Fritz que era una de las principales esperanzas locales. Tras acceder al cuadro final a través de la previa, Holt se aseguró 80.000 dólares de premio si caía en la primera ronda, que son más que los 70.599 que había acumulado hasta ahora en su carrera. Pero ese premio, tras estrenarse con victoria, va a ir a más con el avance de Brandon. El siguiente paso, en concreto, será frente al argentino Pedro Cachín, verdugo esta madrugada de Bedene en cinco sets.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?