NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

TENIS | MASTERS 1.000 PARÍS

Davidovich sobrevive al bombardeo de Shelton; Bautista se lanza

El malagueño supera al estadounidense, que se apuntó 15 aces, en tres sets, mientras que el castellonense arrasa con Lehecka en dos mangas.

Actualizado a
Davidovich sobrevive al bombardeo de Shelton; Bautista se lanza

Alejandro Davidovich se estrenó en la presente edición del Masters 1.000 de París-Bercy a lo grande. El malagueño de 24 años y 26º del ranking mundial abrió el turno matutino de la central del Palais Omnisports y sobrevivió a los zambombazos del estadounidense Ben Shelton, 21 y 15º, para abrochar el pase a segunda ronda al ganar por 7-6(4), 5-7 y 6-3 en 2h30. El triunfo de ‘Foki’ selló el pleno español de victorias en la primera jornada del torneo francés, pues minutos antes Roberto Bautista liquidó su duelo frente al checo Jiri Lehecka por un contundente 6-4 y 6-2 en 1h13.

El reto para Davidovich, que venía de perderse los torneos de Estocolmo y Basilea por unos problemas físicos ya superados, era mayúsculo en primera ronda. En frente, un Shelton lanzado. El norteamericano venía de conseguir en la gira asiática, en Tokio concretamente, su primer título ATP, y estrenaba un 15º puesto en el ranking que es su tope hasta la fecha. El de Atlanta, además, jugó en el Masters 1.000 parisino por primera vez en su vida, y así marcó la única casilla de eventos de la categoría que le quedaban por disputar. En una clara línea ascendente, Shelton cada vez mete más miedo, especialmente por uno de los servicios más potentes del circuito.

Tuvo que sufrir el español esa faceta de su rival, que se anotó 15 saques directos a lo largo del encuentro. Superando con facilidad los 220 kilómetros por hora en sus primeros, las características de la pista cubierta le vienen como anillo al dedo a Shelton. Davidovich, al que, como es lógico, le costó poner restos en juego en los primeros compases del duelo, se vio obligado a salvar una bola de set en contra (única bola de break de la que dispuso Shelton en la primera manga) antes de forzar un tie-break en el que sí que estuvo fino con las devoluciones. El segundo set lo abrió de una gran manera, rompiendo el saque de su rival en la primera oportunidad que tuvo y colocándose 3-0. Sin embargo, el malagueño se desinfló y permitió que Shelton se anotase el segundo parcial.

Ya en la manga definitiva, ‘Foki’ volvió a tirar de efectividad al resto. Aprovechó otra bola de break en el sexto juego del set, y logró el segundo quiebre de su partido en dos ocasiones que tuvo. Así se gana a un cañonero como Shelton. El estadounidense esta vez no consiguió revertir la situación, y acabó por sucumbir ante un Davidovich que logró así una cifra redonda: 30 victorias en su carrera en Masters 1.000. El español, que lleva seis triunfos seguidos ante jugadores zurdos (un total de 12-4, su última derrota fue en Wimbledon con Jiri Vesely), espera en segunda ronda al neerlandés Tallon Griekspoor, de 27 años y 23º mundial, que batió a Chris Eubanks en tres sets. En tercera ronda puede aparecer Novak Djokovic.

“Nunca es fácil jugar con Ben, él ya lo ha demostrado. Puede ganar torneos, acaba de ganar en Tokio. No ha sido fácil jugar la primera ronda aquí. Él estaba sacando muy duro, y era complicado restar al principio del set. Estaba mentalmente centrado en cada punto para estar en el partido”, explicó Davidovich tras su victoria. “Después del segundo set dije ‘vale, no te preocupes, tendré mis oportunidades’”, reconoció el malagueño antes de desvelar los motivos de su ausencia en los últimos meses. “He estado dos semanas fuera porque había hecho muchos torneos, preferí parar un poco y entrenar mejor para estar al 100% aquí”.

Bautista sonríe de nuevo

La otra gran alegría del día para el tenis español vino de la mano de Roberto Bautista, de 35 años y 66º mundial. El castellonense, en una de las temporadas más complicadas de su carrera por los constantes problemas con las lesiones, reapareció en un Masters 1.000 por primera vez desde mayo, cuando disputó el de Roma. Y lo hizo con una victoria de mucho peso ante el checo Jiri Lehecka, 21 y 30º, sobre todo por la manera en la que ganó: poco más de 70 minutos necesitó Bautista sobre la pista francesa para ganar en un Masters 1.000 por primera vez desde Madrid.

Roberto, a un gran nivel, maniató a un Lehecka que no encontró ningún tipo de solución. El español únicamente permitió a su rival disponer de una bola de break, y castigó con dureza el poco acierto del checo al saque (59% de primeros metidos y 40% de puntos ganados con su segundo servicio). El triunfo de Bautista, que le hace subir seis posiciones en un ranking ATP en el que claramente está fuera de posición, permite al castellonense avanzar a una segunda fase en la que su rival será el ganador del duelo entre el estadounidense Sebastian Korda y el polaco Hubert Hurkacz, 11º favorito.

Sigue el canal de Diario AS en WhatsApp, donde encontrarás todas las claves deportivas del día.