NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA
1
2
3
Casper Ruud
5
3
-
Novak Djokovic
7
6
-

TENIS | ATP FINALS

Djokovic gana por sexta vez las ATP Finals

El serbio vence a Ruud y se proclama campeón por sexta vez. Iguala el récord de títulos de Federer y es el ganador más longevo (35 años).

TurínActualizado a

Siete años después de ganar por última vez las ATP Finals, y tras perder las finales de 2016 (contra Andy Murray) y de 2018 (ante Alexander Zverev), Novak Djokovic volvió a coronarse como Maestro del tenis este domingo al vencer por 7-5 y 6-3 en 92 minutos a Casper Ruud. Es la sexta vez que se proclama campeón del último torneo del año e iguala el récord de títulos de Roger Federer, que fue precisamente su rival cuando obtuvo su anterior éxito, en 2015.

Por aquel entonces se jugaba en el O2 Arena de Londres. Desde 2021, la sede es el Pala Alpitour de Turín, en Italia, un país en el que el serbio se siente bien, porque la mayoría de su equipo es de allí, domina el idioma (como demostró en la entrega de trofeos) y le quieren. “Me encanta jugar aquí, tengo una conexión realmente especial con la gente”, admitió. La primera vez que Djokovic se impuso en este evento, se celebraba en Shanghái. Solo otros dos jugadores, Federer (3) e Ilie Nastase (4), habían triunfado en tres ciudades diferentes. Este dato da una idea de lo prolífico que es el balcánico y de lo mucho que perdura su grandeza.

Nadie había ganado las Finals con más de 30 años (lo hizo Federer con esa edad en 2011), así que Novak, que tiene 35, es el campeón más veterano. Sin querer, seguramente ni lo sabía, con su victoria le hizo un favor a Rafa Nadal, puesto que Ruud le hubiera quitado el número dos al español de haber prevalecido. Pero así las cosas, el ganador de 22 Grand Slams acudirá al Open de Australia como segundo cabeza de serie, por detrás del primero, Carlos Alcaraz. Es la primera vez desde 1996, cuando lo hicieron los estadounidenses Pete Sampras y Michael Chang, que dos tenistas de un mismo país ocupan los puestos uno y dos del ranking. Por otro lado, Djokovic tiene a tiro el liderato. Matemáticamente, podría recuperarlo si gana en Melbourne a finales de enero y Alcaraz no pasa de la tercera ronda.

A Ruud, un buen competidor, muy mejorado en pista dura, aún le falta un hervor para dar el salto que le permita obtener éxitos en los grandes torneos. Sus nueve títulos los ha obtenido en ATP 250 y este año ha perdido una final de Masters 1.000, en Miami contra Alcaraz, y dos de Slams, la de Roland Garros, frente a Nadal, y la del US Open, ante el murciano. Por eso quizá no pudo hacer algo más ante un titán como Djokovic, que vuelve a reinar en la Copa de Maestros tras ver como lo hacían desde 2016 Murray, Dimitrov, Zverev, Tsitsipas, Medvedev y de nuevo Zverev.

Djokovic no necesitó alcanzar su nivel más alto para imponerse, más allá de sacar muy bien (solo perdió 11 puntos con su servicio). En el inicio del partido asustó al noruego con un par de reveses paralelos, y con el paso de los minutos mejoró su drive para desbordarlo en el duodécimo juego del primer set. En el segundo, derribado ya el muro del escandinavo, que había amenazado con superar al inicio del encuentro, Djokovic dominó a placer y solo se le vio nervioso en el cierre, pero lo ejecutó con un ace.

Final con estilo

“Estos partidos se deciden por poco margen. Un break en cada set fue suficiente. Casper estaba jugando y sacando bien, pero en el 7-5 le hice correr y jugar, y fui agresivo”, explicó el balcánico. “Ha pasado mucho tiempo, siete años, pero el hecho de haber esperado tanto, hace que esta victoria sea más grande y dulce”, añadió antes de hacer un análisis breve de las vicisitudes sufridas por su negativa a vacunarse contra la COVID, en 2022. “He dicho mil veces lo inusual que ha sido esta temporada para mí. No lo voy a repetir, pero es un gran alivio y una satisfacción. Espero con ganas tener un par de semanas libres, porque he estado todo el año entre alfileres, esperando permisos para poder ir a algunos sitios. Así que estoy contento de haberlo manejado de manera positiva”. Y es cierto, porque se las ha arreglado para levantar cinco trofeos, entre ellos los de Wimbledon y las Finals, más que nadie junto con Alcaraz. Ha ganado 18 de sus últimos 19 partidos. Y además, se lleva el mayor premio de la historia del tenis: 4,6 millones de euros como campeón invicto. Not to bad.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?