NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MASTERS 1.000 | MONTECARLO

Schwartzman luce garra; Sinner, cabeza y Tsitsipas, orgullo

El argentino remonta ante Musetti y reta al griego, que vence a Djere, en cuartos. El italiano, también a contracorriente, desespera a Rublev.

Actualizado a

El tenis también es un estado de ánimo. En Montecarlo, lo ha demostrado Diego Schwartzman, remontando ante Lorenzo Musetti (2-6, 6-4 y 6-3). También Jannik Sinner, haciendo lo propio ante un Andrey Rublev de, paradójicamente, sangre mucho más caliente (5-7, 6-1 y 6-3). Incluso el vigente campeón del Masters 1.000, Stefanos Tsitsipas, sin la brillantez a la que el título obliga, pero con suficiencia ante Laslo Djere (7-5 y 7-6(1)). Tres partidos, seis formas de entender este deporte y unos cuartos de final ya definidos, con sólo un representante español: Alejandro Davidovich, tras superar a David Goffin, será el encargado de defender el orgullo de la Armada ante Taylor Fritz.

La tarde arrancaba agitada sobre la tierra del Court des Princes, con 'El Peque' perdido y Musetti crecido, con el apoyo de todo el público. El calor de la gente le impulsaba hacia el primer set, pero no le permitía adjudicarse una segunda manga de arranque prometedor. El 0-2 italiano, lejos de suponer el fin de Schwartzman, determinaba un nuevo punto de inflexión. Mónaco ansiaba remontadas, hazañas, historias y el argentino se las iba a dar, a base de garra y buen juego. Lo primero, por más que digan los tópicos, pocas veces es suficiente. Del 0-2 al 6-4 y un tercer parcial marcado por la solvencia argentina al servicio, desnortada hasta dicho momento. 77% de puntos con primeros, 71% con segundos y una cifra mucho más especial: 50ª victoria en torneos Masters 1.000.

El campeón sigue su camino

Schwartzman se despedía entre aplausos, después de convencer a las gradas, y Sinner, también favorito de la afición, conseguía mantenerlos hasta el final. Hacerlo no era sencillo. Delante, Andrey Rublev, 8º del mundo, que decantaba la balanza en un primer set muy igualado, de los que duele perder. Otra remontada, más gozo para Mónaco. De nuevo, un punto de inflexión muy claro: el 2-1 del segundo parcial. El italiano era atendido por los servicios médicos por problemas de callosidades y Rublev, mientras tanto, se desesperaba. Por su juego y por las interrupciones. No hubo vuelta atrás. Parcial de 6-0 y tercer set jugado con cabeza, con templanza, con mucha inteligancia por parte de Sinner. El 12º del mundo se enfrentará al 3º, un Alexander Zverev impoluto ante Pablo Carreño. En cuartos, también estará el vigente campeón, un Tsitsipas (5º) más exigido de los esperado ante Djere (62º), pero que sigue su camino hacia la defensa del título. La hora de la verdad llega ahora.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?