ATP FINALS

Final con clásico moderno y un campeón por segunda vez

Zverev y Medevev se enfrentan este domingo (17:00, #Vamos) por duodécima vez, la tercera con una título en juego. El ganador repetirá éxito en las Finals.

Turín
0
Final con clásico moderno y un campeón por segunda vez
ATP

Daniil Medvedev y Alexander Zverev se enfrentan este domingo (17:00, #Vamos) en la gran final de las ATP Finals, la Copa de Maestros que este año ha estrenado sede. El Pala Alpitour de Turín será el escenario que albergue un partido que puede considerarse ya un clásico moderno, puesto que ambos se han enfrentado en once ocasiones con un balance favorable al ruso por 6-5. Será la tercera vez que se miden con un título en juego, lo hicieron en los Masters 1.000 de Shanghái 2019 y París-Bercy 2020, y ganó Medvedev.

Llegan al encuentro de manera bastante diferente. A Zverev le tocó lidiar con el número uno del mundo y rendir al 200% para superarle, puesto que llegaba en forma y feliz. Le venció en 2h28, con sufrimiento, mucho esfuerzo y un desempeño fantástico tanto con el saque, como al resto y en los intercambios largos. Medvedev, por su parte, superó con facilidad a Casper Ruud, en 79 minutos y sin sobresaltos. 

Acude a la cita, por lo tanto, el moscovita un poco más fresco y sabiendo lo que le espera. “¿Sascha? Acabamos de jugar hace unos días. Es difícil decir algo especial. Gran saque, grandes golpes...”, se limitó a decir antes de saber si sería su rival. "Estoy deseando que llegue porque el último partido fue muy reñido y lo perdí. Quiero tener otra oportunidad. Va a ser difícil pase lo que pase", dijo el teutón. El cara a cara lo domina también por 3-0 esta campaña. El martes, en la fase de grupos, le ganó en un encuentro de calidad que se dirimió en el desempate del tercer set con muchas alternativas, lo que augura otro duelo de altos vuelos y muy igualado.

Otro que no gana el Big Three

Lo que es seguro es que el campeón lo será por segunda vez. Si gana Daniil, será el primero que repita título desde que Djokovic lo hizo tres veces entre 2012 y 2015. El ganador se pondrá a la altura de Bjorn Borg y Lleyton Hewitt en el octavo lugar del palmarés. Será el sexto año consecutivo que el premio no se lo lleve ni el serbio, ni Nadal ni Federer.