1
2
3
4
5

ROLAND GARROS

Alcaraz se va de París, pero volverá "mejor y más fuerte"

El murciano de 18 años no pudo con el experimentado y competitivo alemán Struff, que será quien se enfrente en octavos al argentino Schwartzman.

París
Alcaraz se va de París, pero volverá más fuerte
Clive Brunskill Getty Images

El ilusionante camino de Carlos Alcaraz en Roland Garros terminó este sábado en la tercera ronda. El murciano de 18 años, que había establecido meritorios registros de precocidad en sus dos anteriores partidos, no pudo superar a Jan-Lennard Struff, un tenista duro y muy competitivo, que apenas le dio oportunidades de brillar y le ganó con cierta contundencia: 6-4, 7-6 (3) y 6-2 en poco más de dos horas. El alemán de 31 años y 42º del mundo alcanzó los octavos de final por segunda vez en el torneo y se enfrentará el lunes al argentino Diego Schwartzman, que venció sin problemas a otro jugador germano, Philipp Kohlschreiber (6-4, 6-2 y 6-1 en 2:02). Carlos (18 años) se quedó a un paso de haber sido el más joven en alcanzar la cuarta ronda de un Grand Slam tras Andrey Medvedev, que lo hizo con 17 en París en 1992. De esta experiencia sale con la idea de que puede entrar en la elite, porque ya tiene mimbres y le queda un enorme margen de mejora.

Alcaraz se encontró con un rival experto y mejorado con los años para instalarse entre los 50 mejores del ranking, buen sacador y felino en la red, que supo jugar con paciencia en el primer set, a la espera de los errores del español, quien cometió 15 no forzados en ese capítulo inicial. Ambos jugaron con pocos primeros servicios, pero el teutón supo aprovecharlo antes para ponerse con dos breaks de ventaja. Charly nadó para morir en la orilla, aunque su esfuerzo no fue en vano, porque le mostró a su rival que podía reaccionar.

No obstante, las cosas no le fueron bien a Alcaraz en la segunda manga, cuando volvió a perder su saque. Después, en un arranque de rabia, recuperó el terreno perdido y se colocó en posición de igualar el partido con punto de set en el undécimo juego. No lo convirtió, pero había servido mejor, obtenido muchos tantos con segundos y atacado con acierto los de Struff para llegar al menos a un desempate en el por desgracia para él no le favoreció.

"Jugaré la previa de Wimbledon"

El golpe moral fue duro y Carlos volvió a encajar una rotura que hizo buena su rival con buenos saques para colocar un 3-0 descorazonador. Luego otra que ya le puso un pesado 5-0 en contra y escasísimas opciones de remontar. Aun así lo intentó por orgullo y para irse con buen sabor de boca. "Estoy decepcionado con la derrota, pero al final hay que ver la página completa. Ha sido un torneo muy positivo, he crecido mucho como jugador para el futuro, He dado un gran avance en eso y el año que viene volveré mejor, más fuerte y más preparado", dijo Alcaraz, que analizó el partido con sencillez.  "No es fácil jugar contra Struff, porque te mete mucha presión el resto y saca muy bien. Es difícil jugar contra él, porque vas a no perder el saque. No he ido a por el partido, sino a no querer perder, y así no se puede ir". Carlos admitió que "se aprende más en las derrotas que en las victorias". "Tengo que jugar contra este tipo de rivales y hay que seguir viviendo experiencias. Este partido me dará mucho que aprender, a saber gestionar los momentos difíciles y no dar una bola por perdida, hay que estar ahí porque siempre habrá un momento en el que el rival aflojará o te llegaran oportunidades", afirmó el muchacho, que tiene claro el calendario: "Tengo que preparar la gira de hierba, y mi primer torneo será ya la previa de Wimbledon". El orgullo de El Palmar tendrá que jugarla porque la inscripción estaba cerrada antes de que entrara en el top-100. El lunes 14 probablemente será ya el 78º del ranking.

Resultados, cuadro y calendario.