ROLAND GARROS

Davidovich y Carreño salvan la jornada de la Armada

Davidovich ganó a Van de Zandschulp y Carreño a Couacaud. Andújar perdió con Delbonis, Bautista con Laaksonen, Martínez con Tsitsipas y Munar con Opelka.

París
Davidovich salva el día; Andújar y Bautista se despiden
Eurosport

Alejandro Davidovich reaccionó a tiempo para evitar la remontada del neerlandés Van de Zandschulp después de ganar los dos primeros sets y complicarse la vida en los dos siguientes. El malagueño demostró personalidad y aguantó bien la presión cuando se colocó por delante en el marcador del quinto: 6-4, 6-4, 5-7, 2-6 y 6-4 en 3h:42. Es la primera vez que alcanza la tercera ronda en Roland Garros y a esas alturas se encontrará a un rival complicado pero no inasequible, el noruego Casper Ruud.

Davidovich pudo cerrar el partido en una tercera manga en la que estuvo con un quiebre de ventaja y después tuvo dos puntos de break para colocarse con 6-5 y saque, pero se le escaparon y luego tuvo que sufrir hasta el final. Su rival, que había perdido contra Carlos Alcaraz en el Open de Australia de este año, jugó a saco, con 50 golpes ganadores y 70 errores no forzados y a Alex no le fue fácil proteger su servicio. Davidovich celebró con un alarido una victoria trabajada que le puede dar mucha confianza. "Lo tenía controlado, pero tras perder el tercero, en el cuarto tuve un apagón, me relajé. Cuando he empezado el quinto ya sabía de nuevo que quería ganar. Jugar a cinco sets es como una maratón y mi equipo tiene mentalidad de maratoniano, así que en el quinto doy el máximo", señaló.

Carreño resiste la presión bleu

Pablo Carreño supo reaccionar para remontar un partido que se le torció contra el francés Enzo Couacaud (26 años y 177º del mundo), que ganó el primer set e inquietó en el tercero antes de claudicar en el cuarto: 2-6, 6-3, 6-4 y 6-4 en 2h:28. El gijonés evitó una eliminación prematura y no se dejó amedrentar por el ambiente favorable al jugador local en la Simonne Mathieu. Se enfrentará en tercera ronda al estadounidense Steve Johnson. Carreño tuvo que emplearse a fondo y colocó 50 winners, sólo tres de ellos de saque directo. Es la quinta vez consecutiva que alcanza estas alturas en París. "He empezado nervioso, al principio del partido estaba demasiado tenso. Es de los primeros partidos que juego con público tan en contra, con ambiente casi de Copa Davis. Se han divertido, han sido respetuosos", comentó Pablo.

Andújar topa col líder de la tierra

Tres días después de ganar al número cuatro del mundo y dos veces finalista de Roland Garros, Pablo Andújar cayó en segunda ronda ante el 51º del ranking, Federico Delbonis, por 4-6, 6-1, 3-6, 6-3 y 6-2 en 3h:23. El tenis tiene estas cosas y muchas veces no hay enemigo grande ni pequeño, sino momentos de inspiración o desafortunados. El español, que había podido descansar tras la paliza que se dio para superar al austriaco, sólo unos días más tarde de la mayor victoria de su carrera ante Roger Federer en Ginebra, no encontró la manera de parar al líder del año en victorias sobre tierra, que con la de este miércoles acumula ya 18.

Y eso que el partido momento muy bien para Andújar, que dominó en el primer set con cierta holgura. Pero después Delbonis espabiló y demostró lo rocoso e incómodo que es, con esa mecánica de saque tan extraña, cargante incluso para sus rivales, pero efectiva. De hecho, cerró la victoria con un ace, el 14º suyo en el encuentro. Antes le había roto nueve veces el saque al conquense. Así era muy difícil que se le escapara el partido. Lo curioso es que Andújar dominaba el cara a cara por 3-1, si bien es verdad que Delbonis se había impuesto el año pasado en su último duelo, en Cerdeña.

El jugador de Azul se enfrentará en tercera ronda, altura que alcanza por primera vez en el torneo, se enfrentará al italiano Fognini. "No me cambia la vida ganar o perder. Lo tengo clarísimo. Si lo doy todo, me quedo tranquilo. Y es lo que he hecho hoy. Me voy con la espina clavada de que estaba jugando bien, pero me tocó un rival que está en muy buen momento. El esfuerzo del partido contra Thiem, me ha dejado sin fuerzas para competir en el cuarto y el quinto set. Me falta chispa", argumentó Andújar.

Bautista se estrella ante Laaksonen

Roberto Bautista, undécimo favorito, no termina de encontrarse cómodo en los Grand Slams este año. Cayó en la primera ronda del Open de Australia y en Roland Garros se despide en la segunda tras caer contra el 150º del mundo, Henri Laaksonen, suizo de 29 años que hizo el partido de su vida para ganar por 6-2, 2-6, 6-3 y 6-2 en 2h:21. Laaksonen, que nunca había llegado tan lejos en un major, le colocó a Bautista 53 winners, nueve de ellos de saque directo, y le rompió seis veces el servicio al español, que tuvo un muy mal día en ese aspecto, tres de ellas en el cuarto set. El helvético se enfrentará al japonés Kei Nishikori. "El tenis es muy difícil tremendamente complicado y he jugado contra un rival que ha jugado muy bien, muy agresivo, que ha estado muy acertado. Me voy jodido porque no he sido capaz de evitar que el partido dependiera de él. Estoy disgustado y triste, pero es lo que hay, me toca aceptar la situación y pasar página. Me voy con unas sensaciones que no son las que tenía durante estos meses", explicó Bautista, que nunca había perdido contra un rival de la previa en Grand Slams.

Quiero y no puedo de Martínez ante Tsitsipas

Meritoria actuación de Pedro Martínez pese a su derrota contra uno de los mejores jugadores del mundo, particularmente sobre tierra batida, Stefanos Tsitsipas, a quien nunca se había enfrentado. El griego, quinto favorito, venció en tres sets (6-3, 6-4 y 6-3), pero necesitó dos horas y 27 minutos para hacerlo y tuvo que salvar 11 puntos de break para evitar que el valenciano le inquietara más. Aún así, perdió cuatro veces su saque, aunque lo contrarrestó con ocho roturas y 44 golpes ganadores. Martínez (24 años) jugó muy bien en algunas fases del partido y quizá se hubiera merecido ganar al menos un set, pero estuvo mal con su servicio (siete dobles faltas y porcentajes bajos) y Tsitsipas (22) le restó muy bien. El heleno se cruzará en tercera ronda, fase que alcanza por tercera vez consecutiva, con el estadounidense John Isner. 

Munar sucumbe ante el gigante Opelka

Jaume Munar peleó con bravura ante el cañonero estadounidense de 2,11 metros Reilly Opelka, pero sucumbió finalmente por 6-3, 6-2, 3-6 y 7-5 en 2h:39. El mallorquín, que no se había enfrentado nunca a este rival tan complicado que además le ha cogido el tranquillo a la tierra batida, hizo lo que pudo para intentar intuir por dónde irían sus saques, pero se tragó 18 aces para un total de 61 golpes ganadores. Munar limitó los fallos (18), pero su producción no fue suficiente para contrarrestar la pasmosa facilidad con la que Opelka encuentra situaciones para acabar los puntos con winners. Munar vuelve a quedarse a las puertas de la tercera ronda, como en 2018, y será su oponente quien la dispute por primer vez en su carrera (no había pasado del estreno hasta este año) contra Medvedev. 

Resultados, cuadro y calendario.