OPEN DE AUSTRALIA

Azarenka intenta poner paz en el caos de Australia

La tenista bielorrusa publicó una carta en sus redes sociales en las que pide cooperación entre los tenistas y las autoridades australianas a causa de la cuarentena a los tenistas.

Victoria Azarenka posa con el trofeo de campeona del Western & Southern Open 2020 en el USTA Billie Jean King National Tennis Center de Nueva York.
Robert Deutsch USA TODAY Sports

Continúan las declaraciones sobre la cuarentena que los tenistas están cumpliendo en Melbourne y Adelaida antes del próximo Open de Australia (8-21 febrero) para evitar que el torneo se convierta en un foco de la pandemia de coronavirus.

Pese a las numerosas críticas de las últimas horas, con la petición de Djokovic a las autoridades australianas de flexibilizar las condiciones (algo que rechazaron este lunes), ha habido otras voces que abogan por una solución consensuada para que la situación no derive en el caos.

Una de estas voces ha sido la de la tenista bielorrusa Victoria Azarenka, campeona del Open de Australia en 2012 y 2013, que a través de sus redes sociales ha querido mandar un mensaje a sus compañeros y los organizadores y manifestó que entiende la necesidad de cumplir esta cuarentena pese a que echa por tierra todo el trabajo previo. "Queridos jugadores, entrenadores, equipos y comunidad de Australia. Me gustaría tener un momento y dirigirme a mis colegas y también a los medios de todo el mundo. Ha sido un tiempo muy difícil para muchos de nosotros que no esperábamos terminar en la situación en la que estamos hoy, y me incluyo. Estar durante 14 días en una cuarentena estricta es muy duro de aceptar ya que se echa por tierra todo el trabajo que hemos hecho en pretemporada para preparar nuestro primer Grand Slam del año. Entiendo la frustración y la sensación de injusticia que se ha generado y que nos está arrollando".

"La población de Australia ha vivido con muchas restricciones que no han podido elegir"

'Vika' reconoce que los organizadores pueden tener fallos ante este tipo de situaciones pero pide al resto de tenistas que comprendan el momento actual y que entiendan también a la gente de Australia, que se ha visto sometida a varias de las medidas más restrictivas en la lucha contra el coronavirus. "Tenemos una pandemia global y nadie tiene un manual sobre cómo operar a plena capacidad y sin fallos técnicos, ya lo vimos el año pasado. ¡A veces las cosas pasan y tenemos que aceptarlo, adaptarnos y no pararnos! Me gustaría pedir a mis colegas cooperación, comprensión y empatía por la comunidad local que ha estado pasándolo muy mal con muchas restricciones que ellos no han elegido pero que han tenido que seguir".

Azarenka también quiso tener un mensaje para todos aquellos que se han visto afectados por la pandemia, aquellos que combaten al virus en primera línea y también para los medios de comunicación y la gente de Australia que se ha mostrado crítica con la presencia de los tenistas. "Me gustaría pedir también pedir sensibilidad con la gente que ha perdido sus trabajos y a sus seres queridos durante este tiempo tan horrible para todos nosotros en todo el mundo. Me gustaría pedir respeto para la gente que trabaja de forma incansable para intentar hacer nuestra vida más fácil. Quiero pedir a los medios que por favor sean conscientes del impacto y la influencia que tienen sobre esta situación y la comunidad. Y a la gente de la comunidad me gustaría que supieran y comprendieran que nuestro principal objetivo es asegurar la seguridad y la salud de toda la gente".

Por esta razón Azarenka termina su carta con un mensaje de unidad para que, entre todos la situación actual en el Open de Australia no derive en el caos a causa de la cuarentena. "Por último, me gustaría que nos apoyásemos unos a otros y que estemos dispuestos a ayudarnos. Las cosas son más fáciles cuando tienes un entorno compasivo y trabajamos juntos. De nuevo gracias por todos vuestros esfuerzos y seguiremos navegando con esta situación durante los próximos días y semanas".