TENIS

Querrey asegura que le dejaron entrar en Reino Unido con Covid

El tenista estadounidense, número 56 del mundo, dio positivo en un torneo en San Petersburgo junto a su mujer y su hijo y les dejaron desembarcar sin test alguno.

Sam Querrey
THOMAS PETER REUTERS

Dicen que el dinero no da la felicidad. Pero sí da muchas cosas que de otra forma no se pueden tener. En días como estos el común de los mortales no podría viajar de un país a otro habiendo dado positivo en una prueba de detección del coronavirus. Pero Sam Querrey, uno de los mejores tenistas estadounidense en la actualidad, y por tanto un hombre acaudalado, sí pudo hacerlo recientemente.

Según ha revelado el propio tenista en Sports Illustrated, el pasado octubre le dejaron entrar en Reino Unido junto a su mujer y su bebé pese a estar todos infectados. Recapitulando, los tres dieron positivo mientras Sam disputaba el Open de San Petersburgo. Se les pidió guardar cuarentena en el hotel en el que se alojaban, pero decidieron salir del país.

Cuenta Querrey que contactó con un piloto de jets privados conocido suyo. Este les consiguió una nave (que costó unas 30.000 libras, unos 33.000 euros) y salieron una mañana del hotel bien temprano para no ser vistos. Embarcaron y pusieron rumbo a Londres. A su llegada a la terminal de vuelos exclusivos, el 13 de octubre, les permitieron desembarcar sin hacerles test ni seguimiento alguno.

"No estaba dispuesto a permitir que mi familia pasase al menos dos semanas en un hospital en el sitio que estábamos. En mi opinión no pusimos a nadie en peligro. Nos pusimos dos mascarillas, hicimos todo lo posible durante el viaje para minimizar la exposición de cualquier persona. Y creo que hicimos un gran trabajo, francamente", asegura Querrey, que justifica su decisión en que sentía que era "lo correcto" como padre y marido. La ATP, por su parte, le ha impuesto una multa de 15.000 libras (algo más de 16.000 euros).