1
2
3
Tamara Zidansek
5
6
6
Garbiñe Muguruza
7
4
8

ROLAND GARROS

Muguruza salva un día de terror para no fallar en su estreno

Garbiñe Muguruza levantó un 0-3 en el primer set y otro en el tercero para vencer a Zidansek (27 años y 83ª del mundo). Se enfrentará a Kuzmova o Krystina Pliskova.

Muguruza salva un día de terror para no fallar en su estreno
THOMAS SAMSON AFP

Como nos tiene acostumbrados este año, Garbiñe Muguruza tuvo un inicio tenso y preocupante en un Grand Slam, esta vez Roland Garros. La española encajó un 0-3 de salida ante Tamara Zidansek como le había ocurrido hace unas semanas en el US Open contra la japonesa Nao Hibino. El pasado mes de enero en Australia frente a Shelby Rogers, se sobrepuso a un rosco de salida. Igual que ocurrió en aquellas ocasiones, Garbiñe reaccionó y sacó de donde pudo el suficiente tenis como parar ganar el partido por 7-5, 4-6 y 8-6 en una batalla de tres horas y continuar con la buena suerte que le acompaña en París, donde nunca ha perdido en la primera ronda.

Lo mejor que se puede decir de ella es que no dejó de luchar y lo peor, que cometió 64 errores no forzados. En la segunda ronda se enfrentará el jueves a la checa Krystina Pliskova, la hermana gemela menos buena de Karolina.

Zidansek, eslovena de 27 años y 83ª del mundo, le puso muchos problemas de salida a Muguruza, que golpeaba la bola con dureza e intención, pero no podía desbordar a una rival que se deslizaba muy bien por la pista y que tuvo infinidad de puntos de break, hasta siete en un segundo juego que duró más de un cuarto de hora. La 11ª cabeza de serie ganó cinco juegos seguidos, pero cuando lo más fácil hubiera sido cerrar la manga con su saque, cedió su servicio y tuvo que certificar el 1-0 al resto.

Garbiñe, tercera jugadora con más victorias esta temporada (22 con esta), llevaba la manija del partido en todos los sentidos. Todo dependía de ella, de sus aciertos y sus fallos, ante una jugadora a la que la calidad no le llegaba más que para defenderse e intentar contraatacar atrayendo a la caraqueña a la red, donde sigue sin desenvolverse demasiado bien. En segundo set tuvo muchas alternativas y estuvo en manos de Muguruza con dos ventajas tras quiebres (2-1) y 4-3). Hasta que Zidansek le dio la vuelta a tortilla e igualó el duelo.

La eslovena cambió su juego, pasó al ataque y acumuló un parcial de 6-0 entre el final del segundo set y el principio del tercero y parecía lanzada hacia la victoria. Pero en la enésima vuelta de tuerca de un encuentro sin orden, Garbiñe volvió a remontar. Con mucho esfuerzo y agonía empató (3-3), aunque se le escaparon tres ocasiones de poner el 4-3 a su favor y le tocó sufrir aún más. Para colmo, le salió una ampolla en el dedo corazón de la mano derecha, con la que empuña la raqueta. Con 5-5 Muguruza tampoco logró romper. Sí lo consiguió con 6-6 y después no falló con su saque. Por fin se acabó una película de terror de la que escapó viva la española. Cabe esperar que el haber pasado le tranquilice.

"Ahora voy a la guerra sin respeto"

Primer partido: "Ha sido un partido de primera ronda muy difícil. Creo que ha sido clave mantener la calma. Sabía que tenía que esperar las oportunidades, por lo que he intentado mantenerme tranquila hasta que he tenido la oportunidad y he ido a por ello. Pero sienta bien llevarse la victoria, está claro que es un reto físicamente pero siempre son díficiles las primeras rondas. Ha sido un cúmulo de cosas…. La tensión de estar en un Grand Slam. La tensión de jugar un primer partido. También enfrentarme a una jugadora desconocida para mi, y creo que ha jugado a un nivel altísimo durante las 3 horas del partido. Estoy contenta por que he conseguido ganar el partido. He de mejorar algunas cosas para intentar ponerme en control antes, pero las primeras rondas son siempre difíciles y aunque haya sido un partido largo y duro estoy contenta de haberme llevado la victoria".

Primeras ronda duras: "El nivel ha crecido, ahora todo el mundo está mejor físicamente y es una diferencia grandes. Al final las diferencias entre las jugadoras buenas y las grandes son pequeñas cosas, por o que en las primeras rondas puede haber sorpresa, no te encuentras rodada y tu rival puede darte un susto por ellas también lo quieren. Ya no hay un partido fácil ni sientes que tienes el partido bajo control por que el nivel es realmente similar".

Partidos a tres sets: "Mi predisposición ha los tres sets y a querer la guerra sin respeto…, antes quizás emocionalmente los momentos importantes no iba de mi lado por una falta de confianza, respeto o nerviosismo, pero ahora me siento más rodada. Este año he jugado partido duros a tres sets y eso ayuda a que cuando llegas a un momento de 5-5 o 6-6 sabes que has jugado muchos, que estoy ahí. Hoy he notado que estaba preparada para jugar 3 sets, 4 … lo que hicieran falta".

Condiciones en París: "No son condiciones fáciles. Es diferente a lo que estamos acostumbrados… no sólo las bolas, sino la pista, la temperatura, que se juega con luces,… es como no voy a decir otro torneo, pero sí muy diferente sobre todo la temperatura. Hacía mucho tiempo que no me encontraba jugando un partido oficial con temperaturas tan bajas. Mas que la bola, cambiamos de bolas cada semana casi, pero la temperatura es algo que uno siente en el partido en el cuerpo. Y jugar de noche también hace los partidos diferentes".

Resultados y calendario.